Compartir

Entre Nos… 100 años de la Fuerza Aérea

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos… 100 años de la Fuerza Aérea… Somos especiales los seres humanos: a veces no reconocemos la valía de algo o alguien hasta que le perdemos, y así sucede con las instituciones oficiales y organismos privados. Digamos que somos un poco o mucho injustos y egoístas.

Con cien años de servicio, que se dicen rápidamente pero incluyen miles de historias y anécdotas, la Fuerza Aérea Mexicana sigue siendo granate de la seguridad del espacio aéreo mexicano y por ende, de nosotros los que vivimos en esta nación que tiene mucho que aprender aún sobre la solidaridad y el reconocimiento a los que lo merecen, dejando a un lado lo que no sirve y se adula por sistema.

Poco conocidos los elementos de la Fuerza Aérea Mexicana, porque afortunadamente somos una nación que no busca guerras por fuera de sus fronteras, y la única que tenemos la estamos libra do entre nosotros mismos. La FAM tiene historial y muchas cosas que nos pueden hacer sentir orgullosos de saber que está  conformada por mexicanos valientes que su vida ofrecen por la nuestra.

Por tal motivo, el Congreso de Tamaulipas reconoció en Sesión Solemne el trabajo de la FAM, haciendo mención de la importancia que tiene para salvaguardar la tranquilidad manifiesta del México que nos ha tocado vivir.

En ese sentido se pronunció Ramiro Ramos Salinas, diputado tamaulipeco y presidente de la Junta de Coordinación del congreso local, quien resaltó que la FAM, una institución de seguridad, “cumple con honor y lealtad las misiones encomendadas a dar tranquilidad a las familias mexicanas”.

Recordamos aquellos años de la infancia en que asistíamos a los desfiles militares del 16 de septiembre en el Zócalo de la ciudad de México, y al final paseaban por el cielo mexicano los aviones de la FAM, que por cierto, eran muy viejos, pero impresionaban mucho a los que entonces éramos niños orgullosos de sus cuerpos de seguridad.

Ramiro destacó la fecha, haciendo notar que es de especial simbolismo, en la que los miembros de la gran familia tamaulipeca rendimos un justo y merecido homenaje por cien años de servicio incondicional, de valor patriótico y lealtad a  México.

En el muro de honor de nuestro congreso local se develó la leyenda “2015, Centenario de la Fuerza Aérea Mexicana”, en acto que contó con la asistencia y presencia de líderes de todos los partidos políticos, como que supieron entender que este reconocimiento es algo más especial que nada.

También estuvieron presentes los titulares del poder Judicial, Armando Villanueva Mendoza, y del Poder Ejecutivo, Egidio Torre Cantú y autoridades de la FAM. Este tributo tan emotivo es parte de lo que muchos tamaulipecos sienten –sentimos- por quienes volando arriesgan sus vidas para proteger a nuestras familias.

Los reconocimientos son muy emotivos y necesarios, más, cuando surgen de una iniciativa popular, donde la gente común y corriente desea patentizar estas cosas tan especiales que tienen que ver con la gratitud por lo que se reci be.

Insistimos, no estamos en guerra oficialmente, pero la FAM siempre está presente en los problemas que tenemos con fenómenos meteorológicos, dado que surgen los apoyos necesarios instrumentados por el gobierno de la República.

Pero quienes se forman en la FAM y conforman los escuadrones y demás, son gente muy capacitada y especial; capacitados porque tienen lo necesario para convertirse en figuras y triunfadores, y también debemos considerar que son mexicanos que muchas veces desatienden sus necesidades de holganza o recreación por servir a los demás.

Nos da gusto haber aprendido un poco más de la historia de nuestros mexicanos ilustres, donde, obviamente, hay nombres que la historia no olvida,  aunque el más importante pudiera ser el de aquel piloto anónimo, que dejó su vida por proteger la de muchos connacionales. Honor a quien honor merece, ¿no cree usted?

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario