Opinión Económica ... Cumbre UE CELAC Bruselas junio 2015

Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

Opinión Económica … Cumbre UE CELAC Bruselas junio 2015 … Recorrer los caminos de Europa Central y del Este, nos permite entender la historia e importancia que la región tiene en las relaciones mundiales globales y la visión que los Europeos disponen respecto a América latina y El Caribe a la cual reconocen que se han mantenido lejanos y es tiempo de encontrar nuevas coincidencias y relaciones comerciales.

Una de las experiencias que tuve en mi reciente estancia posdoctoral del mes de mayo y junio de este año, fue enterarme de la celebración en Bruselas de Las cumbres UE-CELAC que reunió a los dirigentes europeos y a los latinoamericanos y caribeños con objeto de fortalecer las relaciones entre ambas regiones. Estas cumbres son los principales foros de diálogo y cooperación entre los Estados de Europa y de América Latina y el Caribe.

La segunda cumbre UE-CELAC y octava cumbre UE-ALC se celebró en Bruselas los días 10 y 11 de junio de 2015 bajo el lema: «Modelar nuestro futuro común: trabajar por unas sociedades prósperas, cohesivas y sostenibles para nuestros ciudadanos» (Fuente: www.consilium.europa).

[…] La cumbre en Bruselas fue acordada durante la cita realizada en Santiago de Chile en 2013, con el objeto de revisar y hacer seguimiento a los acuerdos y la hoja de ruta planteada por ambos bloques en dicho encuentro.

En la Cumbre de Santiago, la Celac y la UE acordaron adoptar políticas de promoción del comercio y la inversión. El comercio de los países de la Celac con la UE se acercó a los 265 mil millones de dólares en 2014, según la Cepal.

Los países de la Celac constituyeron el quinto socio comercial de la UE en 2014, por detrás de Estados Unidos, China, Rusia y Suiza. El desarrollo social, salud, educación y la promoción del crecimiento económico sostenido e inclusivo fueron estimados como esenciales para lograr el desarrollo sustentable.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, presidió la cumbre a la que asistieron 61 jefes de Estado o de Gobierno. Los debates de la cumbre giraron en torno a cuestiones birregionales y mundiales. Fue la ocasión para subrayar la importancia de la cooperación UE-CELAC en un mundo complejo y en rápida evolución.

Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, indicó en el inicio del encuentro, que otro de los asuntos a tratar será la necesidad del reconocimiento por parte de la Unión Europea de la soberanía e integridad territorial de Latinoamérica. Ambas regiones representan un tercio de los miembros de las Naciones Unidas (ONU) y casi la mitad de los miembros del G20. Poseen más de mil millones de habitantes en su conjunto.

La Unión Europea y el Mercado Común del Sur (Mercosur) tratarán de avanzar en el acuerdo de un Tratado de Libre Comercio, que aún no ha logrado cristalizar. Las negociaciones para este TLC han encontrado obstáculos por más de una década. Brasil y Paraguay apuestan a mejores resultados durante esta cumbre.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien ocupa en estos momentos la presidencia pro tempore de la Celac, abogó en la reunión por un nuevo enfoque para luchar contra la pobreza. Correa apuntó que América Latina ya no necesita “caridad para construir una escuelita”, sino transferencia de tecnología, apoyo para crear talento humano y relaciones internacionales más justas.

Además el Jefe de Estado ecuatoriano- quien es además el Presidente Pro Témpore de la Celac – planteó los 5 ejes que el bloque regional ha planteado hasta el 2020. El primero, es la lucha contra la miseria, que “en América Latina es fruto de la desigualdad y de las relaciones de poder perversas, donde unos pocos dominan todo”.

El segundo eje es trabajar en los temas de educación, ciencia y tecnología, y “la UE nos puede ayudar en el ofrecimiento de becas para universidades y en la transferencia de técnica”. El tercer punto es el referido a ambiente y cambio climático. Reafirmó la importancia del cuarto eje vinculado al financiamiento para el desarrollo, y aunque la UE nos puede brindar soporte -dijo- la región debe entender que ella misma puede traer ahorro con sus propios sistemas financieros.

Por su parte, la alta representante de la UE, Federica Mogherini, subrayó que la segunda cumbre Celac – UE demuestra la fortaleza de las relaciones entre el continente europeo y el continente latinoamericano y caribeño. Expresó que esta reunión va más allá de las relaciones económicas ya que también establece un diálogo político y multisectorial […] (Fin extracto de cita).

Finalmente, al término de la cumbre se dio a conocer la llamada Declaración de Bruselas «Modelar nuestro futuro común: trabajar por unas sociedades prósperas, cohesionadas y sostenibles para nuestros ciudadanos» la cual incluye 77 acuerdos que serán aplicados durante los siguientes 2 años hasta la celebración de la siguiente reunión cumbre planeada para el año 2017.

En el punto 25 de la Declaración de Bruselas los Estados se comprometen en la decisión de erradicar la pobreza en todas sus formas y a lograr el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones -económica, social y medioambiental- de forma equilibrada e integrada.

A tal fin, se reafirma el compromiso de adoptar una agenda para el desarrollo después del 2015 que sea ambiciosa, universal y transformadora y que garantice que nadie se quede atrás. En el punto 59 se subraya la necesidad de continuar potenciando los vínculos de cooperación entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea para el desarrollo, con la convicción de integrar una cooperación birregional que ha producido estas fructíferas experiencias.

Junto con esta declaración “Asociación para la próxima generación” la cumbre EU-CELAC ha producido un documento más programático llamado “Plan de Acción” que contiene diversas iniciativas conformes a las prioridades establecidas en la VI cumbre EU-ALC y recogidas en su Declaración fina.

El plan de acción identifica instrumentos y actividades que, si se realizan correctamente, deberían ofrecer resultados concretos que garanticen la responsabilización y el desarrollo de capacidades en los siguientes ámbitos, vinculados de forma directa o indirecta al tema central de la cumbre:

Ciencia, investigación, innovación y tecnología; Desarrollo sostenible; Medio ambiente; Cambio climático; Biodiversidad; Energía; Integración regional e interconectividad para fomentar la integración y cohesión social; Migración; Educación y empleo para fomentar la integración y cohesión sociales; El problema mundial de la droga; Cuestiones de género; Inversiones y espíritu empresarial con vistas a un desarrollo sostenible; Educación superior; y Seguridad Ciudadana.

México poco aparece en esta cumbre, por lo que es menester que el presidente Enrique peña Nieto y el secretario de Relaciones Exteriores, se apliquen más en reconocer que parte del futuro de nuestro país está en incrementar más las relaciones económicas, sociales y culturales con la UE y empezar a poner distancia a nuestra relación trilateral con EUA y Canadá como un eje exclusivo.

Ampliar la visión global más allá del TLCAN será el reto para México en los próximos años de gobernabilidad para que los problemas económicos y de inseguridad dejen de ser pan de cada día de nuestra atribulada nación que clama por superar la añeja problemática que es provocada por aquella máxima que reza: “pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de EUA”.

Notas relacionadas