Entre Nos ... Un gran esfuerzo y logro

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Un gran esfuerzo y logro … Estudiar fuera de las edades “promedio” en que lo hace la mayoría de la gente no es fácil, y mucho menos cuando se tiene prácticamente resuelto el camino profesional que vamos a emprender o hemos andado por años.

Hace muchos años era conocido por sus visitas a un negocio de fotografías ubicado en la tradicional Alameda de Victoria, a donde acudía para recoger su trabajo que comercializaba en el municipio de Abasolo.

Así inició en estos menesteres.

Posteriormente, elaboró un periódico de circulación semi-periódica para el mismo lugar, hasta que comenzó a ver un poco más allá de su nariz: es como nace el portal que dirige hoy en día y del que tiene una filial en el vecino estado de San Luis Potosí.

Le conocí hace muchos años ya, y puedo decir que es un buen hombre.

Hace poco se le metió en la cabeza la idea de estudiar un master en marketing político y comenzó a hurgar, descubrir, hasta que encontró el camino y se inscribió en la Universidad “Camilo José Cela”, con sede en Madrid, España, y que tiene en su plan de estudios formas presenciales y a distancia, logrando ubicar a sus alumnos en distintos puntos de la geografía internacional.

Las últimas semanas hemos disfrutado sus paseos en Madrid y sus experiencias académicas practicando lo aprendido. Le acompañan en el proyecto dos personas ligadas al periodismo tamaulipeco también, pero Marco Esquivel ha disfrutado su experiencia como poca gente en la vida.

Ha concluido sus estudios de máster en marketing político, seguramente por aquellos sueños o inquietudes que se tienen cuando uno comienza a despertar en la vida y que, por alguna razón quedan en el camino.

Su familia le ha apoyado mucho en este proyecto porque saben que es emprendedor que gusta de cumplir sus metas, y quienes le hemos conocido apreciamos la sencillez con que se conduce, porque siempre que alguien tiene algo que observar sobre su persona o su trabajo, tiene la humildad necesaria para escuchar, y sabrá si hace caso o no, pero nunca ha sido como esos que, enfundados en un cargo de elección popular o de servicio a los demás se envuelven en una burbuja de cristal donde la soberbia nubla sus pensamientos y acciones.

La verdad, Marco Esquivel debe sentirse orgulloso, porque ha conformado un buen equipo de trabajo y además ha sabido ser buena guía para su familia. Sus hijos tienen justa razón en reconocer su valía y sus amigos nos congratulamos por sus logros.

Difícil es escribir para alguien que tiene afinidades profesionales porque a veces se malinterpreta, sin embargo nos hemos atrevido a hacerlo porque, sinceramente, nos satisface saber de esto que algunos oportunistas llamarían políticamente “historia de éxito”, y que hoy sí justifica ese calificativo.

Ahora viene lo mejor: ya se estudió, se leyó mucho y se practicó. Se llevaron ejercicios que permitieron una evaluación positiva y la adquisición del grado de Máster en marketing político: hoy, habrá que poner en marcha lo aprendido y consumar acciones tendientes a lograr el éxito.

A la fecha, no sabemos si hemos perdido a un miembro de la familia periodística o si conjugará su labor con la del nuevo estudio concluido, pero sí estamos ciertos que Marco, el amigo Marco tendrá mucho que proyectar a través de sus escritos y se le exigirá más como lectores, porque se entiende que tiene otro nivel académico y cultural, aunque el nivel humano siga como hasta la fecha.

Los logros académicos implican un mayor sacrificio y compromiso con la sociedad a la que nos debemos, porque no se estudia por hobby o porque se tiene tiempo, sino para compartir talento y conocimientos con la sociedad que nos rodea y a la que realmente tenemos que rendir cuentas, ya que a ella pertenecemos.

Desde nuestro espacio, la felicitación para el amigo Marco Esquivel, el deseo de mayores éxitos y la solidaria recomendación: “no dejes de poner todo tu entusiasmo, amigo Marco”. ¡Felicidades y bienvenido a casa!

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas