Opinión Económica ... ¿ Presupuesto Base Cero y que pasará en México?

Por Jorge Alfredo Lera Mejía

Presupuesto Base Cero,  VIDEGARAY ENTREGA NUEVA MODALIDAD PRESUPUESTAL: Este 30 de junio fue recibido en la Cámara de Diputados, la estructura programática de lo que se conoce ahora como “ Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Federación con Base Cero ”.

[…] El presidente de la Cámara de Diputados, Julio César Moreno Rivera, adelantó el 29 de junio, que “el 2016 será un año de austeridad”, como resultado de un entorno internacional difícil y de la baja en los precios del petróleo, así como de otros factores internos que obligarán a “mayores sacrificios en todos los sectores y actividades”.

La advertencia del legislador se hizo en el marco del anuncio del envío de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a San Lázaro del documento “Estructura Programática”, cuyo propósito es guiar la formulación del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016. El texto fue turnado a las comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Presupuesto y Cuenta Pública, para su análisis

El presupuesto del próximo año deberá estar listo antes del 15 de noviembre y corresponderá a la siguiente LXIII Legislatura darle su aprobación. Esta se instalará el próximo primero de septiembre.

Moreno Rivera definió que con la entrega del documento permitirá iniciar los primeros estudios sobre el comportamiento de dicho presupuesto denominado Base Cero. Su finalidad, explicó, “es el análisis de cada uno de los programas de gobierno para su plena justificación, reagrupación o eliminación de aquellos que no se justifican o que no han cumplido su propósito”.

Destacó la necesidad de que los programas de gobierno para el 2016 den prioridad a rubros como el educativo, “seriamente afectado por inercias, deficiencias, paros y rezagos” que afectan a ese renglón fundamental para el país. Calificó como urgente fortalecer los programas relacionados con los ámbitos social, seguridad pública, atención a la salud y los apoyos oficiales para la reactivación económica y la generación de fuentes de empleo […] (Fuente: Ivonne Melgar. Periódico Excélsior 30/06/2015).

CONCEPTO BASE CERO: Pero que significa técnicamente el llamado “Presupuesto Base Cero”. Una de las principales tareas en las que empezará a trabajar el gobierno federal es crear un presupuesto base cero para el 2016, lo cual será un proceso difícil ante la falta de ingresos petroleros, coincidieron expertos.

[…] “Todo lo que percibiste en periodos pasados no se considera y se empieza desde cero. No es un proceso fácil porque se debe tomar en cuenta el presupuesto de cada una de las dependencias y de los programas que lo integran”, dijo Oliver Ambía, académico del Tecnológico de Monterrey. Explicó que debido a que el gobierno federal recurrió a un recorte al gasto por 124,300 millones de pesos, el presupuesto para el siguiente año no será inercial.

El presupuesto base cero es una metodología de planeación, donde se proporciona información detallada sobre los recursos económicos que se necesitan para lograr metas de ingresos.

En este caso, las autoridades mexicanas deberán evaluar y analizar aquellos programas que estén evolucionando y generando mayores recursos; además, deberá observar si el presupuesto que se le asignó está siendo aprovechado a 100%, para posteriormente asignarle a cada programa los recursos necesarios.

Para evaluar los programas más sustentables o sostenibles, se tienen diferentes métricas de evaluación, por ejemplo, en el caso del sector público, se considera el número de ciudadanos atendidos, el impacto económico generado y eventualmente, se evalúa la generación de empleos, si ayudó a que las empresas crecieran o las exportaciones aumentaran.

“Con este tipo de métricas se puede identificar qué tipo de programas son más requeridos y útiles, y en consecuencia, van cancelando aquellos que no son indispensables para la productividad del país”.

José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, mencionó que 90% del presupuesto está comprometido en sueldos, salarios y pensiones, por lo que la nueva estructura de presupuesto se enfocará en el resto, que se divide en gasto en inversión y gasto corriente.

“Sin lugar a dudas va a ser un proceso difícil para el gobierno, dado que tendrá que evaluar por cada dependencia sus programas y montos de gasto. Además, no hay tiempo suficiente porque el presupuesto del 2016 tiene que estar listo para septiembre de este año”.

Destacó que en la nueva reestructuración del presupuesto se buscará no incurrir en un alto déficit; es decir, que los ingresos coincidan con los gastos, ya que este año se percibirán menores ingresos petroleros por la caída del precio del crudo.

“Se buscará tener un equilibrio fiscal y que los gastos en programas de seguridad social no se vean afectados; así como algunos aspectos de seguridad, mientras que las inversiones productivas sí podrían verse reducidas” […] (Fuente: Elizabeth Albarrán. El Economista. 2/02/2015).

A MANERA DE CONCLUSION: Ante la pérdida de ingresos tributarios y petroleros, el gobierno federal ha optado por el presupuesto base cero y el balance fiscal cero. Con ello se sacrificará de nuevo el gasto público: el social, de salud, de educación, las pensiones, el empleo. No se tocarán las grandes fortunas, que seguirán eludiendo al fisco. Así, las capas sociales más bajas serán víctimas de la ausencia de crecimiento, del bajo empleo formal y de la menor capacidad de consumo local.

Notas relacionadas