Reforma educativa que se pretende aplicar es una copia de la reforma educativa Chilena

Julio Cesar Uvalle Gómez, Maestro de telesecundaria
Julio Cesar Uvalle Gómez, Maestro de telesecundaria

Javier Vázquez Eguía / Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   “Reforma educativa que se pretende aplicar en México es una copia de la reforma educativa Chilena, es la misma reforma educativa que aplicaron en ese país y  muchos maestros ya dejaron de trabajar y ese es el temor que se tiene en México, ya que se afectan los derechos laborales de los maestros, si no se pasa la evaluación se les dará otro tipo de categoría al profesor  y fuera de su municipio, por eso la reforma es para despedir a maestros y reducir el presupuesto de la educación” declaró Julio Cesar Uvalle Gómez, maestro de telesecundaria del municipio de Güemez, Tamaulipas.

El mismo maestro dijo “Hasta ahora la gente del magisterio no ha leído ni ha interpretado bien la reforma educativa, tienen desconocimiento de lo que puede pasar con su trabajo en futuro próximo”.

El profesor, quien estuvo presente  durante la manifestación llevada a cabo el día sábado por la mañana en la plaza cívica, señaló, que existe mucha apatía de muchos profesores, por ese motivo estamos presentes todo los maestros que han interpretado bien la reforma educativa, dándose cuenta que está en peligro su trabajo.

Dijo que ante los demasiados requisitos que se exigen, en la evaluación más de un 50 por ciento de los maestros no manejan la computadora, para responder a todos los cuestionamientos que se exigen en la evaluación.

Dicha valoración hacia el magisterio es con todas las agravantes por parte de las autoridades educativas por eso será muy difícil pasa dicho examen, porque tampoco se ha determinado como se va a dar esa valoración.

El examen no está claro está oscuro, porque el gobierno pretende quitar derechos, ya no pagar ISSSTE y todos los derechos de los maestros se van a ir a la basura.

El clima no fue factor para impedir que se concentraran los maestros en la plaza cívica.
El clima no fue factor para impedir que se concentraran los maestros en la plaza cívica.

Notas relacionadas