Un calor mortal

preparar-granja-calor

La canícula del presente año amenaza con ser de las más crueles para el ser humano: el desequilibrio ecológico, los altos niveles de contaminación y la depredación que hemos hecho a través de los años de nuestros bosques y recursos naturales han hecho que la Tierra sea un planeta en peligro de extinción.

Ya no tan lejanas están esas historias de películas inolvidables, donde se vislumbraba un aterrador y desolador panorama en las otrora grandes ciudades, bajo ruinas, y con civilizaciones distintas a las nuestras.

Recordamos la primera y genial versión de “El Planeta de los Simios”, que de una manera aterradora nos mostraba la forma en que los simios ocuparon el sitio que hoy tenemos los seres humanos.

Nada de eso es verdad, y no hay nada que pueda asegurarlo, pero lo que sí es un hecho es que hoy padecemos más frío, más lluvia, más calor, más fenómenos meteorológicos y todas esas cosas que se daban en temporadas, y que hoy salen de calendario para afectar muchas regiones del orbe.

Y aquí surge el término “Canícula”, que no es más que la etapa más caliente del año y en la que ya estamos inmersos: las temperaturas no nos dejan mentir y el padecer calores de más de 40 grados será lo común en nuestra tierra tamaulipeca.

Los recursos que debemos manejar tienen que cambiar: ahora hay que viajar a cualquier parte con botellas de agua para hidratarnos en todo momento,. Y buscar no exponernos mucho a los inclementes y cuasi mortales rayos solares; los tiempos han cambiado y es menester tener presente el uso de bloqueadores, aquellos que únicamente usábamos cuando íbamos de vacaciones a la playa y que ahora se emplean casi como crema de uso cotidiano. Los rayos ultravioleta hacen estragos en la piel y pueden llevarnos a un diagnóstico de cáncer en el tejido de referencia.

Y es por eso que la Secretaría de Salud en Tamaulipas ha lanzado la voz de alerta para que tomemos esas medidas tradicionales en esta época, pero mucho más necesarias hoy en día.

Es tiempo de cuidar a la población en riesgo mayor, que se ubica entre los pequeños y adultos mayores, o sea, los hijos y nuestros amados viejitos, que es estadísticamente donde hay mayor incidencia.

Los sueros naturales y de botella comercializada deben estar muy presentes. Recomiendan preparar en una jarra con agua un poco de limón y una pizca de sal, a manera de suero hecho en casa, o asistir a los Centros de Salud para recoger los sobres del llamado Vida Suero Oral, disponibles sin costo para toda la población.

También hemos visto que mucha gente que no acostumbraba hoy utiliza lentes oscuros para proteger sus ojos del inclemente sol: estamos padeciendo lo que nuestros ancestros iniciaron y nosotros hemos seguido: una destrucción inminente del mapa de la Tierra, y el rompimiento del equilibrio que existía entre especies y zonas del planeta.

La cuestión no es lamentarnos ni echarnos al llanto en un rincón, sino hacer lo que tenemos: sobrevivir de la mejor manera posible, con una buena actitud y los cuidados que ahora tenemos que tomar.

Las sombras serán más cotizadas por nosotros y más recurridas, la hidratación y todos esos cuidados, y si hay dudas sobre la condición física de alguno de los miembros de la familia, hay que acudir sin demora a alguna de las unidades clínicas del Sector Salud para que nos diagnostiquen qué es lo que tenemos y, en caso necesario, tomar las medidas de precaución adecuadas.

Es importante hacer caso a las recomendaciones de la Secretaría de Salud: recuerde, ellos tienen el conocimiento, y nosotros la decisión: si no ayudamos, difícilmente bajaremos el número de enfermos por deshidratación, golpe de calor y esas cosas que nos pueden llevar a la muerte. Es trabajo en equipo, hoy y siempre.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas