Somos más pobres; Tamaulipas mejora

Por Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

Somos más pobres; Tamaulipas mejora … TEORÍAS DE LA POBREZA Y DESIGUALDAD: Las teorías sobre las causas y efectos del desempleo y mala distribución del ingreso sobre los índices de pobreza y desigualdad, publicados por el economista francés, Thomas Piketty en su reciente libro “El capital en el siglo xxi”, se vuelven a confirmar ahora en México, ante los recientes resultados del Informe del CONEVAL “Resultados de pobreza en México 2014”, en los dos años que comprende esta medición de 2012 a 2014.

El economista francés sostiene que a lo largo de la historia, y aún más en los últimos años, el rendimiento del capital ha sido mayor al crecimiento de la economía y que, por tanto, quienes contaban inicialmente con ese capital (terratenientes, empresarios y capitalistas) -en forma de inmuebles, herencias o patrimonio- se beneficiaban más del crecimiento que quienes dependían solo de su trabajo (oficinistas, obreros y campesinos).

Para Piketty, los datos de recientes estudios de la OCDE corroboran que son los países más golpeados por el desempleo durante la crisis aquellos en los que más ha crecido la desigualdad, especialmente entre el 10% de los hogares con ingresos más bajos. Grecia, España y México, las economías con mayor tasa de paro, son los países en los que la renta disponible de los hogares más pobres se ha reducido con más virulencia. Por ello, concluye el economista que “la mayor desigualdad la provoca el desempleo”.

MAS POBRES EN MÉXICO: Así tenemos ahora, que la pobreza aumentó en México en 2014 y 55.3 millones personas viven en situación de precariedad (dos millones de personas más), lo que representa el 46.2% de la población, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL). Así el número de pobres aumentó en el periodo 2012-2014, de 53.3 a 55.3 millones, lo que significa que pasó del 45.5 al 46.2% de la población del país

Por su parte la pobreza extrema disminuyó ligeramente, pasando de 11.5 millones de personas en 2012 a 11.4 millones el año pasado (100 mil menos solamente), es decir, el 9.5% de la población mexicana se encuentran en una precariedad extrema.

Al presentar los resultados de la medición de pobreza 2014, Gonzalo Hernández, secretario ejecutivo del CONEVAL, informó que en ocho estados del país aumentó la pobreza y la pobreza extrema, es decir, Morelos, Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur. La pobreza también aumentó en Chiapas, pero en esa entidad disminuyó la pobreza extrema.

Hernández comentó también que se han reducido las carencias en educación, salud y seguridad social en la población en pobreza, pero no mejoró el acceso a la vivienda y a la alimentación en el país.

Entre 2012 y 2014, la población sin carencias sociales y con ingresos iguales o superiores a la línea de bienestar pasó de 23.2 millones de personas a 24.6 millones durante ese periodo. El CONEVAL considera que el 20.5% de la población no es pobre y no vulnerable. Eso quiere decir que el 79.5% de la población mexicana viven en situación de pobreza y de vulnerabilidad, señaló el CONEVAL.

Por las cifras anteriores, se consolida la pesadilla donde se marca que en México uno de cada dos mexicanos es pobre. Ya que en los primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2014, la población en pobreza creció en dos millones de personas, al pasar de 53.3 (45.5%) a 55.3 millones (46.2%).

CLASES MEDIAS Y LOS RICOS: En contraste existen 24.6 millones de personas, 20.5%, que no viven en pobreza y tienen cubiertos todos sus satisfactores. Esta población se le relaciona con las clases medias mexicanas, pero no difunde el CONEVAL la evolución del decil más alto de la Encuesta, donde según expertos, la población del 1% de México detenta más del 21% de la riqueza del país.

En enero de 2014, Oxfam México reveló que las 85 personas más ricas controlaban tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial. Para enero del 2015, el número se había reducido a 80. La profundización de la desigualdad económica es la tendencia más preocupante para 2015, según en Foro Económico Mundial.

Resulta, pues, imperativo hablar del tema en México, en donde más de veintitrés millones de personas no pueden adquirir una canasta básica, pero que alberga a uno de los hombres más ricos del mundo. Ahora bien, esta desigualdad que caracteriza a México no sólo tiene implicaciones sociales: las implicaciones políticas juegan un rol preponderante.

Así autores como Campos, Esquivel y Chávez (2014, 2015) han obtenido estimaciones de lo que sucede en ese México, podríamos decir, desconocido: al 1% más rico le corresponde un 21% de los ingresos totales de la nación. El Global Wealth Report 2014 señala, por su parte, que el 10% más rico de México concentra el 64.4% de toda la riqueza del país.

Otro reporte de Wealth Insight afirma que la riqueza de los millonarios mexicanos excede y por mucho a las fortunas de otros en el resto del mundo. La cantidad de millonarios en México creció en 32% entre 2007 y 2012. En el resto del mundo y en ese mismo periodo, disminuyó un 0.3%.

INGRESOS PRECARIOS: Por lo aquí citado, el factor principal negativo es el ingreso, ya que fue el rubro que no mejoró, lo cual ocurre desde hace al menos 20 años, y el porcentaje de población con ingreso inferior a la línea de bienestar, es decir que no tiene recursos para comprar la canasta alimentaria, pasó de 60.6 millones (51.6%) a 63.8 (53.2%).

El tema de pobreza se mide en varias líneas, las cuales se relacionan con varias secretarías gubernamentales, como el caso del ingreso (Economía y hacienda), salud (secretaría de Salud), educación (Educación Pública), entre otras secretarías.

La medición de la pobreza contempla la reducción del rezago educativo, el acceso a servicios de salud, seguridad social, alimentación, calidad y espacios para la vivienda y servicios básicos de la vivienda. La población en pobreza es la que tiene 2.3 carencias y en pobreza extrema están quienes tienen más de tres carencias.

CASO TAMAULIPAS: En el ejemplo del estado de Tamaulipas, se observa una tendencia de mejoría de los niveles de pobreza patrimonial y pobreza extrema con respecto los resultados a nivel nacional. Así tenemos que la media nacional de pobreza patrimonial, pasó del 46.1% en 2010, al 45.5% en 2012 y empeoró al 46.2% al cierre del 2014. Por su parte en Tamaulipas este promedio fue del 39.0% en 2010, 38.4% 2012 y 37.9% al cierre del 2014, mostrando una tendencia constante de mejoría.

Por el lado de la pobreza extrema, a nivel nacional los datos del CONEVAL evolucionaron del 11.3% en 2010, 9.8% en 2012 y cerró 2014 con el 9.5%, mostrando una leve mejoría en estos últimos cinco años. En el caso de Tamaulipas, se muestra una mayor mejoría que el promedio nacional, al pasar del 5.5% de pobreza extrema en 2010, 4.7% en 2012 y cierra con 4.3% en el 2014.

 Pobreza Patrimonial (%) Pobreza

Extrema (%)

REGIÓN 2010 2012 2014 2010 2012 2014
Total país 46.1 45.5 46.2 11.3 9.8 9.5
Tamaulipas 39.0 38.4 37.9 5.5 4.7 4.3

 

Notas relacionadas