Entre Nos ... Inicio de clases en la UAT

Por Carlos Santamaría Ochoa

Luego del período vacacional, así como la semana de inscripciones, este lunes inician las clases en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, UAT , en donde miles de jóvenes –y uno que otro no tanto- se reincorporan a sus estudios profesionales.

Es importante destacar que el proceso de referencia ha tenido algunas variantes que no se conocen lo suficiente como para emitir un juicio certero acerca de las formas en que el Alma Mater tamaulipeca está haciendo las cosas en bien de quien confía en sus profesores e investigadores y pone en sus manos la educación de sus hijos, o confía en que su preparación sea lo suficientemente buena para poder enfrentar los retos profesionales actuales.

El rector Enrique Etienne Pérez Del Río hizo modificaciones, a través de los mecanismos legales de la propia UAT, para que hubiera mayor cantidad de beneficios entre la comunidad estudiantil.

Algunos han criticado el hecho de no contar ya con esas becas que otrora se entregaban justa e injustamente: hoy en día, el sistema de becas de la UAT contempla un mayor número de beneficiarios, aunque se necesita un mayor esfuerzo y promedio escolar.

Nada hay tan justo como el que se entreguen apoyos a los que académicamente lo merecen, y no a esos que aprovechan cualquier pretexto para no cumplir con su rol estudiantil.

Los tiempos han cambiado, dijo en una ocasión el rector Etienne, y la verdad es que se ha depurado este apartado tan importante, y por otra parte, se ha agilizado el sistema de inscripciones –aún perfectible- en bien de los jóvenes estudiantes.

Las Unidades Académicas en los distintos municipios tendrán actividad intensa a partir de hoy, así como centros y direcciones, es decir, todos los campus de la UAT en la entidad.

En Victoria, se genera como siempre un enorme congestionamiento en el Centro Universitario por razones obvias, y por la falta de difusión de programas sociales que tienen como objetivo economizar recursos y tiempo: nos referimos al proyecto de ir juntos a la escuela –de aventón consensado- y evitar que haya tantos automóviles a la vez, que finalmente, están estacionados toda la mañana o tarde.

Y el rector Etienne ha promovido entre la comunidad estudiantil un estricto cumplimiento tanto de programas académicos como de asistencia entre estudiantes: hoy, profesores y alumnos tendrán su misión dentro de las aulas y dejarán atrás los tiempos en que algunas personas no cumplían con su función.

En ese sentido, hacemos votos porque quienes no lo hacen sean separados de la UAT, ya que este tipo de acciones dañan enormemente el trabajo de todos.

El caso es que ya inician las clases, y según indicaciones de la autoridad universitaria, aún habrá tiempo para cambios de materias, horarios y esas cosas que no entendemos cómo se presentan en un joven que sabe lo que va a estudiar; el caso es que hay días para ajustes y luego, a darle fuerte al estudio, porque para eso se inscribe cada quien.

En algunas Unidades la autoridad universitaria llevó a cabo programas, cursos y actualizaciones, y la verdad es que estamos dando pasos importantes hacia una modernización educativa superior, gracias, insistimos, a la disposición de la rectoría, de funcionarios, de directores, de profesores e investigadores y de alumnos: todos por supuesto tienen un papel importante en alguna parte del proceso, y es necesario dar crédito suficiente a todos.

Aunque, a decir verdad, los créditos de estos cambios no debieran ser entregados a autoridad alguna o institución, sino a cada persona que ha resuelto ponerse la pila, hacer lo que debe y cumplir con ellos mismos, con la UAT y con su nación, que es lo más importante de todo.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas