Opinión Económica ... ¿Devaluación silenciosa del peso mexicano?

Por Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

Opinión Económica … ¿Devaluación silenciosa del peso mexicano? … Este lunes 17 de agosto el dólar en ventanilla llegó a costar 16.75 peso por dólar, asimismo, desde hace ya dos semanas nos enteramos que el Banco de México reactivo la subasta de dólares, aumentando el monto diario de 200 millones a 400 millones de dólares. Sin embargo nadie para la “devaluación silenciosa” que está sufriendo el peso mexicano, y que las autoridades han dado en llamar leve “depreciación”. A ese paso, ya pronto valdrá más el dólar que el euro en México.

Por ejemplo, a fines del pasado mes de julio, para Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, “no se está depreciando el peso, se está apreciando el dólar” (NO LE ENTENDÍ). En entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, destacó que en México el tipo de cambio lo establece el mercado.

“Precisamente los choques externos, como la caída de precios del petróleo o la expectativa por el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, tienen un impacto en el tipo de cambio”, dijo.  Subrayó que pasando un fenómeno de apreciación del dólar frente a las demás monedas. “Se ha apreciado poco más de 24 por ciento”, señaló. “Hay un fenómeno nuevo, que es la apreciación del dólar. Hay que ponerlo en su contexto. México se ha mantenido apreciado frente al dólar”, acotó. Aseguró que la inyección de dólares es un instrumento adicional. Madrazo aclaró que no hay ninguna razón para pensar que el dólar llegará hasta los 20 pesos (ESTAMOS CERCA).

La “inflación de productos básicos” en México es también un tema de análisis serio, ya que las autoridades del Banco de México, se empecinan en anunciar que tenemos la inflación más baja de los últimos 10 años, sin embargo la canasta alimentaria se ha disparado a precios inalcanzables para la población marginada, la de a pie.

Así Agustín Carstens declara que […] Las pérdidas que ha tenido la moneda mexicana todavía no se traducen en un alza de precios, coinciden los especialistas. Los precios al consumidor en México en la primera quincena de julio tocaron un nuevo mínimo histórico a 2.76%, por debajo del objetivo del Banco de México de 3% más/menos un punto porcentual. El Gobernador del Banco de México, dijo que la entidad monetaria tomará medidas si la depreciación de la moneda afecta a las expectativas de inflación.

“Sin embargo, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) opina lo contrario, pues su presidente nacional, Rodrigo Alpizar, afirma que los precios de productos importados, como dispositivos médicos, plásticos y petroquímicos se han ajustado entre 10% y 15% anualizado. Además los productos de la canasta básica han aumentado en más del 15% en lo que se registra de 2015”. El salario mínimo solo creció en menos del 3% en enero…ya rebasado.

Así la mañana de este lunes, el dólar abrió en 16.75 pesos, por lo que el peso mexicano se encuentra en un acelerado proceso de deterioro en su valor de cambio, ese llamado también “deslizamiento” tendrá graves consecuencias para la economía en su conjunto en el corto y mediano plazo. Por ejemplo, en una nueva alza de precios de bienes y servicios. En lo que va del presente año el peso frente al dólar se ha “devaluado” 9.8% (TASA SILENCIOSA BASTANTE ALTA).

El dinero, como cualquier otra mercancía, tiene un precio. En los bancos el precio del dinero se llama tasa de interés. Pero también registra un precio externo cuando las monedas nacionales se confrontan en el mercado mundial de divisas. A esa confrontación se le conoce como “paridad cambiaria” o en su caso “tipo de cambio”. En el ámbito externo, el tipo de cambio vendría a representar el precio o valor de una moneda en el extranjero y su relación de cambio con una diversidad de monedas.

Cuando una moneda nacional se devalúa con respecto a la moneda de su principal socio comercial se dice que hay una caída o deslizamiento del tipo de cambio. Pero también los economistas oficiales y oficiosos utilizan un “lenguaje disfrazado” de elegancia y aterciopelado para no provocar el pánico. Se prefiere el concepto “flotación en un ancho de banda” que “devaluación del peso”. Esto implica deterioro de poder adquisitivo de nuestra moneda y de nuestros ingresos, pero no se dice así para suavizar el impacto psicológico que el concepto devaluación provoca no sólo en los inversionistas, sino en la población.

La élite dominante que gobierna desde el poder político y económico siempre nos dirá que “no pasa nada”. Agustín Cartens, titular del Banco de México (el Banco del Gobierno), jamás ha utilizado el término “devaluación”, ante la evidente desvalorización del peso, prefiere hablar de “volatilidad del peso”. En otras ocasiones han empleado el concepto de “flotación en un ancho de banda”. Nos quieren convencer de que el peso flota, pero no se hunde. Cuando realmente sucede lo contrario, hay hundimiento en vez de flotación (Cita tomada de Arturo Rivera, 12 de agosto 2015. http://ntrzacatecas.com/2015/08/12/devaluacion-silenciosa/).

Además no se nos debe olvidar lo sucedido en febrero de 2015, cuando […] Un joven ingeniero en sistemas franco-italiano de nombre Hervé Falciani obtuvo de los archivos del HSBC de Suiza -la gran caja de seguridad de los magnates mundiales- los nombres de 106 mil personajes que realizaron operaciones destinadas a evadir del pago de impuestos en sus respectivos países por la nada despreciable suma de 180 mil millones de euros. La información difundida a través del periódico francés Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación provocó un escándalo mundial (Nota resumen de Manuel Aguilera Gómez, 17 de Febrero 2015. http://impacto.mx/opinion/EB1/devaluaci%C3%B3n-silenciosa-y-corrupci%C3%B3n-escandalosa)

El listado comprende únicamente las operaciones con el banco HSB; por ende la información es apenas “el pico del iceberg” de un proceso de dimensiones descomunales. Entre ellos se encuentran 2,642 ciudadanos mexicanos, quienes -una vez reveladas sus identidades- apelaron al trillado recurso de que son depósitos realizados por parientes lejanos. Al respecto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha declarado que tomaba nota de la información difundida y, en caso de tipificarse el delito de evasión de impuestos, aplicaría las sanciones respectivas.

No nos engañemos: los grandes trastornos cambiarios de nuestro país no se localizan en desequilibrio de la balanza comercial sino en el desbalance financiero provocado por la fuga de capitales. Las devaluaciones han causado desdichas en el pueblo, pero han sido, a menudo, fuente de enriquecimiento de los acaudalados.

Entre 1934 y 1982 (48 años), el peso se devaluó en 426%; a partir del enero de 1983 (inauguración del neoliberalismo) hasta la fecha (32 años), el peso se ha devaluado en doscientos tantos, es decir, el dólar valía siete centavos actuales y hoy vale casi 17 pesos. Incluso, en la época “dorada” de la estabilidad (1977-2014) el peso se devalúo silenciosamente en cien por ciento. Fuga de capitales y corrupción son dos caras de la misma moneda. Somos víctimas de la devaluación silenciosa y de la inmoralidad escandalosa […] (Fin de la cita de Aguilera Gómez).

Notas relacionadas