Anecdotario … METLIFE en la mira del magisterio

Por Javier Rosales Ortiz.

METLIFE en la mira del magisterio . El semblante de ellos denota desesperación, coraje he impotencia  y van y regresan por una respuesta pero, nada, solo se llevan de regalo la bella imagen de docenas de caros pericos que graciosos revolotean de lado a lado en un llamativo y bien cuidado aviario.

La respuesta que reciben siempre es la misma: “El gobierno de Tamaulipas no ha liquidado, pero ellos se resisten a creer que con esa crueldad se les pague los 30 o los 40 años que dejaron en las aulas, toda una vida en favor de la niñez de este estado y eso que el ser maestro no es una tarea sencilla.

Se trata de cientos, tal vez de miles de jubilados del magisterio quienes arrastrando los pies ya de cansancio, un día si y el otro también, entran y salen de las confortables instalaciones de la aseguradora METLIFE en Ciudad Victoria, Tamaulipas, donde guapas y bien vestiditas señoritas perfectamente entrenadas en el arte de seducir con la palabra los marean y los envían de regreso a casa otra vez con las manos vacías.

En ese lugar, ubicado en céntrica parte de la capital tamaulipeca, se escucha de todo, principalmente palabras soeces que brotan espontáneas por la boca de los maestros jubilados, quienes ya se organizan y con el asesoramiento de varios abogados preparan una manifestación que empieza a ser difundida por las redes sociales.

Y, cómo no, si de la gerente de atención al público de esa aseguradora, cuyo slogan es “Cumpliendo las promesas somos una compañía cercana y querida”, Alma Nelly Uribe, han recibido desde hace varios meses solo evasivas, indiferencia y hasta un extraño trato.

Eso fue lo que me comentaron y de frente lo intenté comprobar, por eso de cara a ese singular personaje le solté la siguiente pregunta: ¿Los jubilados se van a manifestar y van a demandar a la empresa?. La mujer de inmediato encogió los hombros y dijo: “Están en su derecho”.

¿Y eso no le preocupa a la empresa?, fue el siguiente cuestionamiento: “El gobierno no ha pagado y por lo tanto nosotros no podemos responder”.

Pero aquí algo huele mal, en razón de que las autoridades financieras del gobierno de Tamaulipas aseguran que se le pagó a METLIFE hasta del último centavo de las aportaciones que por años se les descontó vía nómina a los trabajadores de la educación de esta entidad.

Lo cierto es que de acuerdo a lo que marca el convenio la aseguradora tiene un plazo de 20 días máximo para expedir el cheque correspondiente y existen jubilados que se quejan de que su caso data desde enero de este año y ya está por cerrar sus brazos el mes de agosto.

Se vale, si, reproducir una carta que hizo publicar la Directora  General  de METLIFE México, Sofía Belmar Berumen, que tiene que ver con su informe del 2014, en la que establece que desde 1864 esa empresa internacional goza de una reputación que está cimentada en los valores, por eso se contabiliza en cien millones el número de clientes en el mundo, 9 millones de los cuales están ubicados en territorio mexicano.

Pero la bella señora, porque en Internet aparece su fotografía, se llena también la boca cuando con elegantes palabras asegura que METLIFE entregó donativos por más de 12 millones de pesos para el sector educativo de este país.

Y eso, más coraje produce entre los jubilados, porque lo máximo que alcanzan por sus aportaciones son 25 mil pesos, los que bien una personalidad de esa categoría podría gastar para cubrir la tarifa de un fino hotel un fin de semana.

Será el sereno, pero los afectados están que trinan porque ya se cansaron de que por la ruleta se siga deslizando la bolita.

Y de seguir escuchando el canto de las sirenas.

O, mejor dicho, el canto de las cotorras de METLIFE.

Correo electrónico: tecnico.lobo1@gmail.com

Notas relacionadas