Entre Nos ... Buenos servidores

Por Carlos Santamaría Ochoa

No todos son lo peor o malos como acostumbramos etiquetar a los servidores públicos: aunque el lector no lo crea, hay muy buenos y otros que cumplen con las expectativas necesarias para ganarse la confianza de la gente y buscar otra encomienda mayor, que les permita seguir creciendo en su carrera política.

Y es que algunos de ellos tienen un compromiso muy grande con la gente a la que se deben; no olvidan que el voto de personas comunes y corrientes  como usted o nosotros los llevamos a ocupar el cargo que hoy ostentan, y nos referimos a los representantes populares, cuya valía puede ser cuestionada de acuerdo a lo que llevan a cabo, lo que hacen y la forma en que son nuestros voceros.

No queremos a esos paleros o villamelones que solamente gritan diatribas o prometen cosas que nunca van a cumplir, sino que buscamos a los legisladores que tienen la capacidad para creer en la política mexicana.

Algunos heredan de sus ancestros la capacidad para comunicarse con sus iguales y servir a la mayoría, y ese ejemplo surge en casa, donde lo primero que se enseña es la base de todo éxito posterior.

Originario de Ciudad Victoria (1976), el diputado José Ricardo Rodríguez Martínez es una muestra de que se puede hacer mucho por los demás, y también de que se puede confiar en la gente que asume cargos de importancia social como es el ser un representante popular.

Le habíamos visto en algunos eventos entregando beneficios, así como también, es importante destacar su récord casi perfecto de asistencias en el Congreso de Tamaulipas, donde cuenta con tres inasistencias únicamente, lo que habla de su compromiso con los demás. En prácticamente todas las sesiones ha votado las iniciativas y leyes que se presentan, es decir, es un diputado que se muestra activo y consciente de sus responsabilidades.

Es miembro de siete comisiones, entre ellas, Puntos Constitucionales y la Especial Plural para la reforma Político-Electoral del Estado, en las que funge como presidente; secretario en la de Justicia, y vocal en las de Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social, Fomento al Comercio Exterior, Atención a Grupos Vulnerables y Comunicaciones y Transportes. De ahí su actividad y participaciones.

Ha tenido participación como presidente de la Mesa Directiva del Congreso en dos ocasiones, y también ha estado en la Diputación Permanente, allá por 2013; también en el segundo año de ejercicio Constitucional del mes de enero del presente año.

Egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Monterrey, sabe la importancia de concluir estudios en forma satisfactoria; también cuenta con una maestría en Derecho Internacional y Políticas Públicas, en la Universidad de Texas, campus Austin.

Tiene muchos cursos extracurriculares sobre su actividad y también premiso y reconocimientos diversos, destacando la Beca J. Curttis Brown Presidencial Scholarship in Law, otorgada por la University of Texas at Austin a los alumnos más destacados de la Universidad.

Y hay muchas cosas más que se pueden comentar, pero la más importante es que dentro de la política, desde hace quince años, ha ostentado importantes responsabilidades, siendo la más destacada la presente: diputado por el XV Distrito del municipio de Victoria.

Es el legislador, el joven tamaulipeco un buen elemento dentro de la política, sin lugar a dudas, y seguramente tiene ambiciones que, trabajando como lo ha hecho en su existencia, no tardará en lograr.

Qué bueno, insistimos, contar con legisladores que dan la cara por los suyos, y sus compromisos los hacen promesas, y éstas las convierten en realidad.

Es un orgullo de Victoria y Tamaulipas; no le pierda de vista, porque seguramente llegará muy lejos.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas