Subastas ganaderas erradicaron "coyotaje" en Tamaulipas

Francisco Bonilla López, subsecretario de ganadería y forestal del Gobierno Estatal. (F. AVILA)
Francisco Bonilla López, subsecretario de ganadería y forestal del Gobierno Estatal. (F. AVILA)

José Luis Ávila / Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con la realización de las subastas ganaderas se ha logrado erradicar el intermediarismo y “coyotaje”, pues este había sido todo un fenómeno que llego afectar a los productores pecuarios por los bajos precios que recibían en sus ventas, sin embargo ahora logran colocar sus becerros a precios más justos.

De esta manera fue mencionado por Francisco Bonilla López, quien además señaló que durante las subastas de ganado realizadas hasta el momento se ha comercializado un buen número en cabezas de ganado.

Por ello agregó que en este 2015 se continuarán con este tipo de subastas, tal y como sucedió durante la pasada asamblea anual, toda vez que para los productores pecuarios les ha sido de gran satisfacción por alcanzar vender el kilogramo de su becerro en pie hasta más de los 42 pesos el kilo.

El subsecretario de ganadería y forestal del Gobierno Estatal agradeció el apoyo que el gobernador les ha otorgado para la movilización del ganado a los centro de acopio, “es una buen ayuda que nos ha dado, además para alimentarlos”.

Con ello los ganaderos tamaulipecos acabaran con el “coyotaje” que se daba en la compra y venta de ganado, esto gracias con la apertura del centro de subastas, “este tiene una capacidad para comercializar hasta mil 500 animales por semana”.

Además les permitió mejorar el precio de la venta de becerros, sementales y vaquillas, ya que se evitaron los intermediarios, “y actualmente  Tamaulipas cuenta con un hato de un millón 300 mil cabezas”.

Mediante este centro también se acopio el ganado de los ranchos de la región, para que el comprador que requiere algún animal no tuviera que recorrer los ranchos de la zona para adquirirlos, “esto fue de gran ayuda también”.

En cuanto al precio del becerro a través de las subastas se incremento entre un peso con cincuenta centavos a dos pesos por kilo del ganado en pie, al hacerse la venta de manera directa”.

Y por lo pronto se ha logrado desterrar el llamado “coyotaje” en la compra-venta del ganado, ya que los productores han comercializado a un mejor precio sus animales y sin ningún intermediario.

 

Notas relacionadas