Entre Nos ... El informe de Etienne

Por Carlos Santamaría Ochoa

No cabe duda que hay un gran poder de convocatoria: el informe de actividades del Ayuntamiento de Victoria que encabeza el abogado Alejandro Etienne Llano fue un buen motivo para congregar a la clase política tamaulipeca, entre los que se pudo observar a los aspirantes a la candidatura de 2016, en pos del lugar que dejará vacante el ingeniero Egidio Torre Cantú.

Los hay de todo tipo: obsesionados, prudentes y cautelosos; no faltó el que llevó su porra antes de tiempo, o el que ha permanecido ahí, sabedor que tiene mucho que ganar en ese sentido por su trabajo político y administrativo anterior y actual, y los que creen que Tamaulipas les debe algo por ser quienes son, sin pensar en que salvo su grupo cercano de amistades y uno que otro familiar, nadie pensaría que pudieran ser buenos candidatos, menos buenos gobertnadores.

El teatro Juárez lució imponente en todos sentidos: una escenografía realmente de buen gusto y sobria, contrastando con esos populosos que hacen de todo por buscar una mirada de los demás.

Un fuerte pero discreto aparato de seguridad salvaguardó la tranquilidad del evento, en el que los miembros de esa mal llamada “clase” política –porque es todo, menos clase…. Podría ser bancada, pandilla u otra cosa pero…- estuvieron pendientes de los reflectores y las entrevistas.

Los periodistas y reporteros no nos dimos abasto: hemos conseguido material para varios días con la disposición de todos los protagonistas para decir cualquier cosa, a sabiendas que es el tiempo de estar ahí,, en la palestra, en el escenario… en el aparador, pues.

Hubo de todo, como siempre sucede en este tipo de eventos: los acelerados que llevaron –muy discretamente- al grupo de lideresas y encargados de grupos de colonias, para gritar vivas sin ton ni son, entorpeciendo todo acto proselitista, y convirtiéndolo en un acto de poca calidad y poco valor para su contratante.

Llegado el momento, arribó el alcalde Alejandro Etienne Llano con su distinguida esposa Katya Salinas de Etienne, en medio de un enorme barullo popular.

Al alcalde se le quiere, y la muestra la tuvo a su arribo al legendario Teatro Juárez.

Ya en el informe de actividades, Etienne hizo un recuento de su administración y las cosas que se ha logrado realizar, así como algunos aspectos que se tienen que replantear, en una época en que el dinero está muy escaso porque la Federación ha recortado recursos a los Ayuntamientos, el estado también, y los contribuyentes hacemos como que la virgen nos habla y no pagamos los impuestos.

La cosa es que no hay suficiente dinero para enfrentar la demanda de obra del municipio y Etienne es consciente de ello, y de que lo anterior provoca algunas caras largas y enojadas, pero no se puede hacer magia. La gente que sabe un poco lo que sucede en el mundo sabe que el Ayuntamiento ha realizado muchísimas obras en la medida que ha habido recursos, y sabe también que Etienne es una persona que sabe trabajar. Por ello, su ubicación en el hándicap político de la entidad.

Ha sido una maravillosa oportunidad para el columnista para saludar y convivir con muchos colegas, de esos que se ven pocas veces por aspectos laborales y de salud, pero que siempre da mucho gusto estrechar su mano o intercambiar cualquier tema breve, por la naturaleza del encuentro.

Da gusto, también, saber que nuestra autoridad ha desarrollado un intenso trabajo en bien de todos nosotros, y que si bien es cierto que estamos molestos porque quizá la calle de enfrente de la casa no está en buen estado, tenemos que abrir los ojos y observar lo que se ha hecho en otras partes del municipio. Ni nosotros somos los únicos o más importantes, ni el dinero alcanza hoy en día. Y  viene más difícil la situación, dicen, por la recesión mundial, sin embargo, en Victoria esperamos que la actual administración cierre a tambor batiente y nos ofrezca aún muchas obras más de las que ya tenemos.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas