Entre Nos ... Cuidar el ambiente

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Cuidar el ambiente … No se dio mucha difusión a una noticia que maneja un prestigiado portal en el sentido de que mueren peces en Reynosa por la falta de oxigeno en el agua.

No es el hecho de quien proporcione la información o cual es la naturaleza de la misma, pero nos viene a la memoria el que últimamente se han visto noticias similares, en las que miles de peces mueren: en Jalisco sucedió hace unos meses y en otros sitios del mundo.

¿Qué significa esa mortandad multitudinaria?

Algo estamos haciendo mal y la conformación del vital líquido está cambiando a grado tal que algunas especies no soportan estos cambios, y repercute en su desenvolvimiento y signos vitales: hoy, miles están muertos y los recogen por costales con camiones y retroexcavadoras, a fin de poder limpiar un poco los lugares donde han sido ubicados.

Pero insistimos: los peces no se mueren porque decidieron hacer un pacto divino o satánico o porque una elección no les favoreció: algo está pasando en los mantos acuíferos y están siendo contaminados fuertemente por empresas o drenajes de ciudades y poblados, que en forma por demás irresponsable dejan verter sus desechos de toda índole.

Recordemos que hay desechos no degradables, metales, ácidos y muchos más, que clasificándolos oportunamente, nos daríamos cuenta que algo está muy mal, y que la contaminación va viento en popa contra nosotros mismos.

Ayer fueron peces… ¿Y nosotros no somos afectados?

Hay que recordar aquel acontecimiento en el que sucedió una intoxicación masiva en el norte de nuestro querido y castigado México, y donde se obligó a una indemnización millonaria.

No pensamos que sea esa la solución: imaginamos a las familias afectadas con muchos miles de pesos para comprar muchas cosas… y sin sus seres queridos que habrán fallecido por envenenamiento.

El tema de la falta de conciencia está latente en todos lados: oficinas que piden informes por cualquier cosa, por ESCRITO y con copia para miles de personas; el hecho de que nos pidan la credencial de elector hasta para reírnos, con copias que significan gasto, papel, tala de árboles y contaminación.

¿No se han puesto a pensar en ello?

Las oficinas de gobiernos de todo nivel, educativas y demás, ya podrían haber instrumentado formas electrónicas para hacer reportes mensuales, trimestrales o anuales, sin la necesidad de hacernos imprimir, porque todo ello implica gasto, pero gasto de recursos del medio ambiente.

Eso es lo grave, no lo que nos cuesta, sino lo que vale el recurso que se regenera en décadas.

Y bueno, suponemos que algo hay que hacer al respecto., y para ello están las agencias gubernamentales de medio ambiente, las secretarías de estado que se dedican a promocionar anuncios de mejora ambiental y poco hacen por las acciones verdaderas, y los que día a día violan los recursos y derechos de los demás, haciendo todo tipo de contaminación ambiental, de gasto inútil de recursos y de degradación del medio ambiente.

Eso nos pareció el mensaje de la noticia que leímos y nos preocupó sobremanera, por el significado y la trascendencia que puede tener en ese sentido.

Árboles, químicos, baterías al inodoro y más son los factores contaminantes que nos aquejan y dañan en forma superlativa.

¿No entendemos el mensaje?

Aquí hace falta una buena y total campaña de difusión y concientización para que todos entendamos lo que hay que cuidar. Que las autoridades sean totalmente enérgicas con esos desgraciados que contaminan nuestros mantos acuíferos, y que les castiguen como se merece, aparte de la obligación que tengan de reponer sus estupideces, sus daños, su atentado contra la humanidad.

Poco podemos hacer los grupos ecologistas si no hay respuesta oficial.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

 

Notas relacionadas