Acusan a hijo de profesor de ponchar llantas a maestros jubilados

Rodrigo Tavares García, Secretario General del Comité Estatal de Jubilados y Pensionados del (SNTE) (2)
Rodrigo Tavares García, Secretario General del Comité Estatal de Jubilados y Pensionados del (SNTE) (2)

Rafael Lazo Rodríguez / Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  El Secretario General del Comité Estatal de Jubilados y Pensionados del SNTE, Rodrigo Tavares García, acusó a la hijo de del profesor Javier Varela, de abuso contra maestros jubilados; al ponchar, bajar los neumáticos de las unidades al momento de acudir  a realizar algún trámite y dejan su unidad motriz en un lote baldío de su propiedad.

“La verdad nosotros conocemos al maestros Javier Varela, papá de este muchacho, pero los hechos que se encuentra realizado su hijo son verdaderamente reproblables, ya que está atentando contra la integralidad de una persona de la tercera edad que muy apenas camina, algunos se bajan con muletas y así, no se vale la verdad“, dijo.

Indicó que las arbitrariedades, las realiza en la calle Luis Ramírez de la colonia del Maestro, a un costado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE,  que dirige el legendario secretario,  Rafael Méndez Salas.

“Muchos de mis compañeros,  van al SNTE o nuestra organización que se encuentra en esa calle Luis Ramírez número 113, pero en seguida de nuestros edificio, el hijo del maestro Javier Varela tiene un lote completamente baldío y lleno de hierba, el cual no tiene puerta ni barandal, lo primero que deberá de hacer es limpiarlo ya que ahí existen una serie de animales, eso es primero,  antes de bajar las llantas a nuestros agremiados, su padre es un hombre respetable, pero su hijo la verdad se convierte en un energúmeno al ver cualquier carro parado en el lote baldío,  ya que frente a su casa se encuentra el lote y como en su casa  tiene cámaras de ahí monitorea cuando se para alguien”, destacó.

Afirmó el Secretario General del Comité Estatal de Jubilados y Pensionados del SNTE que, de continuar actuando de esa manera, se realizará una queja ante las instancias judiciales para impedir esos atropellos y arbitrariedades contra sus compañeros, los cuales algunos, explicó apenas caminan y al ver su unidad ponchada en pleno sol o lluvia, se les complica mucho para que se la inflen o reparen, comentó Tavares García.

Notas relacionadas