Entre Nos ... Agua para todos

Por Carlos Santamaría Ochoa

  

La noticia ha causado muchos puntos de conversación, ya que el Congreso tamaulipeco ha avalado la propuesta de que se proporcione agua purificada de manera obligatoria y gratuita en todos los comercios de la entidad, con objeto de promover el consumo del vital líquido en vez de los dañinos pero deliciosos refrescos embotellados, cuyos contenidos ocasionan más problemas de salud que quitar la sed, aunque sea en forma momentánea.

No se puede negar que somos consumidores de refrescos: México es el país con más consumo per cápita de gaseosas, refrescos embotellados o como le quiera usted llamar, pero el caso es que somos número uno en el orbe, y eso nos ratifica también los primeros lugares de obesidad y sobrepeso que padecemos, a consecuencia del sedentarismo y la muy mala alimentación que llevamos, reforzada ésta en todo momento por el consumo de refrescos, cuyo precio no ha sido impedimento para seguirlos consumiendo.

Inclusive, la burda acción del gobierno federal de encarecer todo lo que tiene azúcar tratando de desalentar su consumo, pero perjudicando a los productores de este producto, ha sido inútil: el problema sigue creciendo, y más, porque no tenemos confianza en la toma del vital líquido desde una toma domiciliaria: menos de una toma de un comercio, donde algunos creemos –equivocada o acertadamente- que son provenientes de tinacos o norias cuya sanidad está en total y plena duda.

Es por eso que hemos incrementado el consumo de agua potable en las famosas “botellitas” que si hacemos cuentas, nos las venden más caras que un refresco con azúcar, agua carbonatada, gas y todas esas porquerías que tanto daño nos hacen. El agua embotellada es demasiado cara para enfrentar ese gasto cotidiano, pero la costumbre y la idea de que las distribuidoras de agua oficiales en los municipios no son eficientes nos gana, y por eso gastamos una fortuna en botellitas, amén de contaminar con éstas el medio ambiente.

Dice textualmente: “En la reunión de las Comisiones de Salud y Estudios Legislativos que presiden los Diputados Alfonso de León Perales y Heriberto Ruíz Tijerina, se dictaminó positivo que en todos los comercios, restaurantes y establecimientos destinados al consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas, alcohólicas, entre otros, se proporcione agua purificada ,de manera obligatoria y gratuita”. No dice de donde debe provenir el líquido.

También nos informan que legisladores de distintas corrientes políticas acordaron aprobar las reformas a la Ley de Salud de Tamaulipas,  encaminadas a promover el consumo de agua y el cuidado de la salud.

En ese sentido, se exhortó a los citados establecimientos “a que instalen sistemas de purificación y/o contenedores de agua purificada, con el objeto de proporcionar a los clientes que así lo soliciten para su consumo”. No somos pesimistas, pero dudamos que muchos establecimientos tengan sus sistemas de purificación. Esperamos equivocarnos.

Qué bueno que se ha resaltado que con esta decisión y exhorto se pretende garantizar el acceso al agua potable para consumo humano en forma gratuita en los comercios o establecimientos destinados al consumo de alimentos y bebidas alcohólicas, a fin de reducir el consumo de bebidas azucaradas, y tratar de hacer una labor en pro de la salud de los tamaulipecos.

Ahora, la siguiente medida será la de propiciar que se garantice a través de los organismos distribuidores de agua en los municipios –las Comapas- la sanidad del liquido que llega a nuestros hogares, para que la ciudadanía confíe en su contenido y podamos evitar ese enorme gasto que implica engordar el bolsillo de unos cuantos que nos venden agua purificada –creemos al menos que así es- de distintos “sabores” según el sistema de purificación, y que han surgido como una moda ciudadana, además de, como dijimos anteriormente, constituir un serio problema de contaminación con la enorme cantidad de botellas de neopreno que vemos en cualquier parte, en el suelo, en la vía publica, ensuciando el ambiente y el paisaje.

Es tiempo de que todos colaboremos, compete a las Comapas convencernos de la limpieza de su “producto”.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

 

Notas relacionadas