Entre Nos ... Nuestras calles

Por Carlos Santamaría Ochoa

Para nadie es un secreto el estado de nuestras calles, pero tampoco podemos decir que el hecho de no poder transitar por muchas de ellas sea culpa de una persona o una administración, y eso lo ha dejado muy claro el alcalde de Victoria Alejandro Etienne Llano, quien reconoce en una entrevista publicada en conocido portal, que hay deterioro, pero también enfatiza que no se puede decir que es algo de una sola administración como dijimos líneas antes.

Los enemigos de Etienne han aprovechado la coyuntura para tratar de descalificar su trabajo al frente de la administración pública, y olvidan que los miles de metros cuadrados existentes en nuestra localidad han sido producto del desarrollo que año con año se presenta en la misma, con las carencias naturales, propiciadas por la recesión económica que vivimos y que afecta no únicamente a nuestros bolsillos, sino a las administraciones de todo nivel.

Etienne ha informado que se trabaja con el gobierno del estado mediante programas de desarrollo social para tratar de disminuir la problemática existente en nuestras calles, pero destacó que hay que realizar diversas acciones, y no únicamente mandar a la cuadrilla a tapar los agujeros, como muchos pensarían que se debe hacer.

La problemática de Victoria no se puede resolver de un día para otro y lo entendemos, sin embargo como habitantes de esta maravillosa ciudad si nos gustaría ver que su infraestructura mejora notablemente, y que podamos circular por algunos sitios que hoy son difíciles de accesar. Claro que a todos nos gustaría.

Pero no podemos dejar a un lado el hecho de que son demasiados metros –kilómetros- los que están pendientes de esta labor, y difícilmente se puede hacer todo en una sola jornada.

Habría que tener miles de trabajadores al servicio, únicamente, de bacheo, para poder enfrentar el problema y solucionarlo de la noche a la mañana.

A eso, hay que agregar las lluvias que, como enemigas de la administración han jugado un protagónico papel, destruyendo mucho de lo que ha había y levantando parte de lo que se ha hecho en la presente administración.

Cierto, habrá que buscar otras alternativas, y en ese sentido todos tenemos que estar muy conscientes de que se debe pensar en opciones mayores.

Somos de la idea, aunque los economistas nos tachan de locos, de que el concreto hidráulico sería una buena solución en ciertas rúas que son de vital importancia para el tráfico citadino.

Habla el alcalde Etienne de las inversiones y explica que se ha llevado a cabo un programa con una inversión aproximada de 20 millones de pesos, y que ha permitido que ciertos lugares de la ciudad estén transitables, pero no se puede tener todo de un día para otro.

Es ahí donde entendemos lo difícil que es gobernar: si se pavimenta el norte, los del sur de inconforman, si se asfalta el oriente, el poniente se enoja, y así sucede en todo momento, por lo que hay que tomar decisiones inteligentes que mantengan contenta a la mayor parte de la ciudadanía.

No podemos dejar de puntualizar que el criterio que se emplea muchas veces tiene que ver con la importancia que tienen las rúas, es decir, hay calles que las transitan miles de automóviles diariamente, y otras que apenas son circuladas. No quiere decir que no sean importantes, pero hay que dar prioridad a lo que afecta a una mayor parte de la ciudadanía, o al menos así lo entendemos nosotros.

El asunto es que falta mucho por pavimentar, y los factores a veces no ayudan. Esperamos que ahora que las lluvias disminuyen, se pueda hacer un importante avance en materia de pavimentación, y que Victoria cuente con mejores calles, avenidas y circuitos, que mucha falta nos hace, y que todos seguramente, aplaudiremos en la medida que podamos ver los resultados.

Pero hay que ser pacientes y entender que no somos nosotros los únicos en Victoria: somos más de 300 mil solicitantes, y no se puede atender a todos a la vez.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas