Ex dirigente del Sindicato del Ayuntamiento enfrenta denuncia por malversación de fondos y enriquecimiento ilícito

Marco Antonio Martínez Castillo secretario general del sindicato de trabajadores del ayuntamiento de Ciudad Victoria aseguró que es inminente la aprehensión y privación de la libertad de Ramiro Castillo Guerrero por malversación y enriquecimiento ilícito en perjuicio del gremio municipal. Foto Mendoza
Marco Antonio Martínez Castillo secretario general del sindicato de trabajadores del ayuntamiento de Ciudad Victoria aseguró que es inminente la aprehensión y privación de la libertad de Ramiro Castillo Guerrero por malversación y enriquecimiento ilícito en perjuicio del gremio municipal. Foto Mendoza

Ramón Mendoza Saucedo Reportero

Cd. Victoria, Tamalipas.- Ramiro Castillo Guerrero, Ex Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Ciudad Victoria, enfrenta una denuncia penal por malversación de fondos y enriquecimiento ilícito por 16 millones de pesos por lo que en cualquier momento puede ser sometido bajo el escrutinio de la ley.

En conferencia de prensa, Marco Antonio Martínez Castillo Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Ciudad Victoria, informó que al respaldarse con un grupo de 20 o 30 compañeros que le siguen, pretende no dar cuenta de lo que hizo con este dinero cuando estuvo al frente del gremio además de eludir el castigo penal a través de declaraciones falsas e infundadas.

“El conflicto de Ramiro Ramos Guerrero es la demanda penal que ya está a punto de resolverse en su contra, se trata de un asunto por malversación de fondos y enriquecimiento ilícito por un monto de 16 millones de pesos que la actual asamblea del sindicato le está exigiendo y bajo ese contexto pretende politizar el tema para llegar a un arreglo y no ser privado de su libertad” afirmó.

Aceptó que existe un amparo que le favorece, pero no es para que lo restituyan en el cargo sino para reponer algunos errores de procedimiento.

“Es cierto que el  juzgado federal le  otorgó un amparo a solicitud de los quejosos que son él y un grupo de 10 gentes, solo es para efectos, pero en el mismo no dice que sigue siendo secretario general mucho menos que se le restituya; Lo que quiere decir el juez que ordena se corrijan errores en la forma al dictarse la resolución que admite nuestra toma de nota, pero no habla de ilegalidad del nuevo comité ejecutivo”  subrayo.

E insistió “El busca respaldarse con un grupo de 20 o 30 compañeros que le siguen para no dar cuenta que hizo con este dinero además de eludir el castigo penal,  las declaraciones que hace contra del sindicato son falsas e infundadas” acoto.

Antes de sostener un encuentro con todos los delegados que ocupan el actual comité ejecutivo del STRAV, Martínez Castillo adelanta que buscaran cerrar filas para evitar enfrentamientos y la violencia no llegue a la base de trabajadores donde la minoría está siendo engañada por su antecesor.

“El 6 de diciembre del 2014 se celebró la asamblea de empleados donde por  votación de 759 miembros del sindicato se decidió expulsar a Ramiro Castillo Guerrero por la malversación de fondos y en esa asamblea se nombró a la nueva dirigencia con 729 votos”.

Notas relacionadas