Entre Nos ... UAT : un excelente paso

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … UAT : un excelente paso. Cierto, es un tema que ha sido recurrente en los últimos días, sin embargo es menester hacer notar que en la Universidad Autónoma de Tamaulipas algo se está haciendo adecuadamente y permite tener resultados halagadores.

También no se puede dejar a un lado el que haya elementos nocivos o poco eficientes: en todo grupo humano hay gente buena y mala; afortunadamente, en la UAT hay más gente buena que otro tipo, y entre ésta hay mucha gente sobresaliente en diversos ámbitos: docencia, investigación, deporte, cultura y más.

América Economía Inteligence ha dado a conocer el ranking de las mejores universidades de México, y como suele suceder, la Universidad Nacional Autónoma de México ocupa el primer sitio, seguida del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; luego está el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Colegio de México, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad De las Américas de Puebla, la Universidad de Guadalajara, Instituto Tecnológico Autónomo de México y la Universidad Iberoamericana. Son las diez mejores.

A nosotros nos causa orgullo ver la lista donde se confirma que durante 2015 la Universidad Autónoma de Tamaulipas – UAT – ocupaba el sitio 50; hoy  es la número 31, es decir, ha subido 19 puestos en el entorno académico y de investigación nacional y eso solo se puede lograr con mucho trabajo y el concurso de todos sus integrantes.

Con 2 mil 415 profesores, tiene el 42 por ciento de éstos de tiempo completo y 11.8 con doctorado, y una producción promedio de papers de 0.7; tiene 10 programas totales de doctorado, de los cuales, el 20 por ciento está acreditado ante instancias como Conacyt y SEP.

Con 78 programas de maestría, cuenta con 14.1 por ciento de éstos acreditados y ofrece 51 carreras totales., entre éstas, el 76.5 por ciento acreditadas. El indicador de calidad docente es de 47.9, y la reputación entre empleadores es de 8.2.

Y en esta numeralia tiene mucho que ver el hecho de que hay gente que quiere hacer bien las cosas, que hay buena dirección y que tenemos capacidad y calidad. No se necesita mucho para entender que los números son fríos y no admiten sentimentalismos: la UAT es número 31 en el país, y hace un año éramos la número 50, y según Pitágoras, estamos más arriba y somos mejores cada día.

Lo que sigue es no aflojar el paso en ese sentido y para ello el equipo del rector Enrique Etienne lo sabe: entre esta gente hay algunos que tienen capacidad sobrada y han logrado que los números sean favorables. En otro sentido, la UAT requiere de completar su limpia de elementos nocivos, parásitos y vividores del presupuesto: limpiar sus nominas y apoyar a la investigación y la educación, promover el deporte y la cultura como prioridades, después de cumplir con la más importante que es la de la formación de recursos humanos y la investigación.

Esa debe ser la premisa. La política de los grillos no debe servir para nada, porque quita mucho tiempo y recursos. Hay que gastar más en investigación y mejora docente, en lograr que nuestros muchachos se sigan sintiendo orgullosos de ser parte de la UAT como ahora sucede en la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Es hora de reconocer en su justa dimensión lo que ha avanzado la UAT y reafirmar esas tareas que nos llevan a superarnos, de sacar lo que no sirve y reforzar lo que sí ayuda, de fomentar lo que nos hace crecer y desechar lo que ocupa tiempo y espacio sin trascender.

Vemos y sentimos que se camina por buen sendero, firme y lleno de éxitos y cosas que nos hacen sentir orgullosos de ser parte de esta comunidad universitaria tamaulipeca, formadora de recursos, punta de lanza para la investigación y un indicador firme y confiable en el contexto nacional.

Felicidades al rector Etienne y a su equipo de trabajo, a sus profesores de todas las facultades y a los estudiantes de la UAT, porque éste es un logro compartido, de todos, pues.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas