Hipódromo Político ... El INE y la UAT

Por Carlos G. Cortés García

Las cosas en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, UAT , andan de mal en peor. Siguen de cabeza. Y es que al Secretario de Extensión y Vinculación, David Vallejo Manzur, no le ha caído el veinte de que la máxima casa de estudios de Tamaulipas debe dedicarse, tanto en sus recursos humanos como sus recursos materiales y económicos, a la formación de jóvenes valores tamaulipecos para enfrentar el futuro, buscando que Tamaulipas sea realmente una tierra de oportunidades. Pero lamentablemente, el Secretario Vallejo Manzur insiste en convertir a la Universidad Autónoma de Tamaulipas en un partido político propio, comprometido con lograr que Alejandro Etienne Llano, actual Presidente Municipal de Ciudad Victoria, sea el candidato del PRI al Gobierno del Estado.

El caso es que Vallejo utiliza a las diferentes Direcciones de la Universidad y campus de la UAT en todo el estado con fines electoreros. ¿Cómo? Se les convoca a los estudiantes a eventos políticos en el interior de los campus, se les pide que se registren, se les solicita su domicilio, correo electrónico, teléfono así como su número de credencial de elector. Estos formatos llevan impreso el logo del PRI. Y por ello existe molestia en la Universidad. Muchos alumnos del campus de Nuevo Laredo de la UAT están que echan chispas y en Ciudad Victoria se empieza a sentir la inconformidad de los directores, ya que se les ha notificado que en días estarían enviándoles los formatos tricolores de afiliación política.

Además, a los estudiantes universitarios se les solicita que afilien a diez personas más cada uno y se les ofrece “arreglar sus calificaciones emproblemadas” y becas aún y cuando desde el inicio del periodo rectoral de Enrique Etienne Perez del Río el beneficio de las becas dejó de existir en la UAT. Por el otro lado, quienes se oponen a participar, son presionados para que cumplan con este “programa” de afiliación política universitaria.

¿Acaso los funcionarios universitarios no saben que hay en México una ley electoral que nos ha costado a los mexicanos mucho tiempo, dinero y esfuerzo y cuyo fin último es otorgar piso parejo a quienes quieren buscar cargos de elección popular?

¿Acaso David Vallejo Manzur no tiene temor de Dios y de la justicia terrenal y opera la Universidad con fines para los cuales no fue construida la máxima casa de estudios de Tamaulipas?

¿No sería bueno que el Instituto Nacional Electoral investigara de manera acuciosa este asunto y de comprobarse estas irregularidades aplicara las multas y sanciones correspondientes al caso, con lo cual enviaría un buen mensaje a los partidos políticos?

Porque el problema es que las irregularidades se dicen, se rumoran, se pasean y pululan por las redes sociales y así es como la sociedad nos damos cuenta de que hay quienes insisten en no hacer las cosas bien.

No falta mucho para que los partidos políticos tengan ya sus candidatos a los diferentes cargos de elección popular que estarán en juego en la elección del próximo domingo 5 de junio, pero, insisto, hay reglas que deben observarse por los competidores y sus aliados. Y entre ellas, quienes ostentan cargos públicos, como es el caso de David Vallejo Manzur, tienen su espacio y su horario de participación en actividades políticas en beneficio del candidato que más les agrade pero, dos cosas: primero, las acciones no deben realizarse al interior del centro de trabajo del funcionario, en este caso la UAT, y segundo, Alejandro Etienne Llano no es candidato aún. Etienne Llano es alcalde de la capital de Tamaulipas y como tal de comprobarse estos hechos, el INE tendría que evaluar si son actos anticipados de campaña en perjuicio de Etienne y del PRI.

En fin que, aquí está la denuncia. El INE debe cumplir con su responsabilidad.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

Notas relacionadas