Hipódromo Político ... Hoy partidizan a la UAT Nuevo Laredo… ¿mañana todas?

Por Carlos G. Cortés García 

En mi colaboración anterior, hablaba de las irregularidades que se viven al interior de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, UAT . Las autoridades académicas, administrativas y estudiantiles están obligando a los estudiantes a partidizarse en favor de la institución de tres colores, y en favor, lo que más grave me parece, de Alejandro Etienne Llano, primo del Rector de la máxima casa de estudios de Tamaulipas, y aspirante apoyado con todo desde la principal oficina del estado de Tamaulipas. El alfil que opera esta partidización universitaria, de manera torpe e imprudente, como si él fuera dueño de las conciencias de los estudiantes universitarios es David Vallejo Manzur, Secretario de Extensión y Vinculación Universitaria, quien “opera la parte política de la institución”, acarreando hasta hoy sólo grandes problemas al rector y al sistema y ningún beneficio.

La Ley Federal Electoral, señala en su Artículo 465 que para que la autoridad en la materia pueda intervenir en un problema como el que hoy vive la Universidad Autónoma de Tamaulipas, se debe presentar formal denuncia sobre el particular, situación que ya es analizada por quienes se sienten afectados por las presiones que les están imponiendo las autoridades de la UAT en Nuevo Laredo. El artículo en cuestión señala lo siguiente:

1. Cualquier persona podrá presentar quejas o denuncias por presuntas violaciones a la normatividad electoral ante los órganos centrales o desconcentrados del Instituto o ante el Organismo Público Local; las personas morales lo harán por medio de sus legítimos representantes, en términos de la legislación aplicable, y las personas físicas lo  harán por su propio derecho.

 

  1. La queja o denuncia podrá ser presentada por escrito, en forma oral o por medios de comunicación electrónicos y deberá cumplir con los siguientes requisitos:
  2. a) Nombre del quejoso o denunciante, con firma autógrafa o huella digital;
  3. b) Domicilio para oír y recibir notificaciones;
  4. c) Los documentos que sean necesarios para acreditar la personería;
  5. d) Narración expresa y clara de los hechos en que se basa la queja o denuncia y, de ser posible, los preceptos presuntamente violados;
  6. e) Ofrecer y aportar las pruebas con que cuente o, en su caso, mencionar las que habrán de requerirse, cuando el promovente acredite que oportunamente las solicitó por escrito al órgano competente, y no le hubieren sido entregadas. El denunciante deberá relacionar las pruebas con cada uno de los hechos, y
  7. f) Los partidos políticos deberán presentar las quejas o denuncias por escrito. En caso de que los representantes no acrediten su personería, la queja o denuncia se tendrá por no presentada.

Por lo pronto, estudiantes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en el Campus Nuevo Laredo, están levantando sus voces a todo pulmón ante el rechazo a la partidización del plantel. Ejemplo de valentía es el de Claudia Reyna, estudiante del quinto semestre de Comercio Exterior, quien se dice cansada de los abusos que un partido político ejerce sin cortapisa al interior de la UAT, con el apoyo de las autoridades administrativas, académicas y estudiantiles. Y alguien podría presentar formal denuncia ante el INE.

Claudia Reyna asegura que los estudiantes son reclutados a través del sistema de “un favor por otro favor”. Con ello han estado obligando a la comunidad estudiantil para que accedan a prestar su credencial de elector y a acudir a eventos partidistas como acarreados, con la promesa de ayudarles a pasar materias o de darles puntos extras.

Si no acceden, la amenaza es que se les pueden perder documentos o complicar los trámites escolares que estén realizando en ese momento. Esa es la principal amenaza que pende sobre la cabeza de los estudiantes de la UAT en una especie de “estás con nosotros o estás contra nosotros”.

Además, los estudiantes deben acceder a juntar credenciales de elector con carácter de obligatoriedad para después compartir la información con el PRI. Los jefes de cada grupo son los responsables de distribuir los formatos, devolverlos y pedir las credenciales para que cuando fuera día de las elecciones hablaran a las casa de parte del PRI.

La acusación es directa contra Ernesto Saldaña, quien lleva ya más de 10 años al frente de la sociedad de alumnos de la UAT Nuevo Laredo, y es la persona a través de quien opera David Vallejo Manzur, Secretario de Extensión y Vinculación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

  1. 1. ¿Será verdad como dicen que el aplausómetro de Tampico se lo llevaron tres personajes al unísono? Ellos fueron Eduardo Verástegui, Eugenio Hernández Flores y Baltazar Hinojosa Ochoa….

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

Notas relacionadas