Hipódromo Político ... Cobros en Reynosa: la trampa y la extorsión

Por Carlos G. Cortés García

En nuestra colaboración anterior analizábamos los cobros que por concepto de fiestas familiares realiza el Ayuntamiento de Reynosa, a través de la Tesorería Municipal, que “dirige” Amhed Kadour Rodríguez, y que ejecuta a través de sus áreas, de Alcoholes que dirige Humberto Munguía González, y de Espectáculos, cuyo Director es Jesús Jaime Carranza Salinas.

El asunto es que el cobro es de dichos permisos es a todas vistas ilegal, de acuerdo con la visión legal del abogado Oscar Aldrette García, quien nos lo señaló así, ante el cuestionamiento de que el Código Municipal no contiene dichos cobros de derechos y para modificar el Código el cabildo tiene que ponerlo a la consideración del Congreso de Tamaulipas, lo que evidentemente no ha sucedido. Ante esta medida no existente, pues, en el Código Municipal, un reglamento “local” es el que contiene el concepto de estos derechos que no son tan derechos.

El Reglamento de Espectáculos de Reynosa, de 1997, en su artículo 6 dice: “Para la realización de cualquier tipo de espectáculo de los comprendidos en este reglamento, la parte interesada deberá solicitar por escrito, de la autoridad municipal, el permiso correspondiente sin el cual no podrá llevarse a cabo. Se entiende por permiso la autorización por escrito que extiende el departamento de espectáculos públicos para la realización de un evento comprendido dentro de la clasificación ya señalada sea de paga o gratuito”. Habla pues el ordenamiento del permiso, pero no del cobro. Y habla sólo del permiso de espectáculos MÁS NO DE ALCOHOLES.

La Ley Reglamentaria para Establecimientos de Bebidas Alcohólicas del Estado de Tamaulipas, expedida en el año 2000 por el Congreso de Tamaulipas, en ningún artículo habla de permiso alguno para la realización de fiestas familiares y mucho menos habla de cobros por este concepto.

Adicionalmente, el texto del permiso que le entrega el Ayuntamiento de Reynosa es una redacción tramposa. Pongo a su consideración dicho texto del permiso que obtienen los ciudadanos para la realización de su fiesta privada: “Por medio del presente se autoriza al C. para que lleve a cabo su evento: Fiesta de Cumpleaños en el lugar Tal el día 20 de noviembre del 2015, con horario de 20:00 horas a 02:00 horas al día posterior”.

Cristian Javier Sánchez Rodríguez
Cristian Javier Sánchez Rodríguez

Pues después de que usted se va muy contento con su permiso y empieza su festejo, si tiene la desdicha de que le caiga un inspector, como es el caso de Cristian Javier Sánchez Rodríguez, la sonrisa se le va a congelar. Le presenta usted su permiso y, “tramposamente” insisto, le pedirán el de alcoholes. Y cuando usted pase aceite le tendrá que decir que no lo tiene, que no sabía, y entonces Don Cristian, celosísimo de su deber, le exigirá un “arreglo” o le clausurará el evento. Así les pasa a los ciudadanos decentes. Y después de que los amedrentan y asustan, les bajan mil pesitos y ni recibo les dan. ¿A los bolsillos de quien irán a parar esos dineros? Porque no es sólo una fiesta cada fin de semana, sino decenas de ellas por toda la ciudad. ¿Irán esos dineros al bolsillo de Don Cristian nada más? ¿O a las cuentas bancarias de su Director de Espectáculos Jesús Jaime Carranza Salinas? ¿O acaso al escritorio del tesorero Ahmed Kadour Rodríguez?

Así es como están operando en Reynosa la autoridad y los inspectores con respecto a las fiestas familiares, lo que representa un abuso, un acto de ilegalidad y un acto de pillaje. Yo estimo que los ciudadanos estamos dispuestos a cumplir con la autoridad, siempre y cuando las reglas sean claras, decentes y parejas y de ninguna manera abran la ventana para extorsionar a los ciudadanos e iniciar largas cadenas de corrupción.

¿Hasta cuándo vamos a tener los ciudadanos que seguir tolerando amenazas y malos tratos de quienes deben servirnos? Porque de los impuestos de los contribuyentes se les paga su salario. ¿Hasta cuándo? ¿Qué autoridad local levantará la mano para decir esta boca es mía y ofrecer alguna clase de explicación a los ciudadanos? ¿En qué otros rubros y pagos ocurren las mismas trampas y extorsiones para joder al ciudadano? ¿Acaso en las acciones con que la Mixta lesiona a los ciudadanos más pobres cuyo único delito es no tener para comprar un automóvil nuevo?

Anoche, en la emisión de Zona Libre, “El Espacio de Los Reporteros de Radio Rey”, analizamos este tema, en compañía de líderes sociales interesados en construir una sociedad mejor. Y ante la indignación ciudadana que provocó el tema de las extorsiones y permisos en Reynosa, continuaremos indagando acerca de este asunto, con el apoyo de los partidos políticos y activistas, quienes mostraron un legítimo interés en encabezar los grandes reclamos sociales.

 Y ahora, ¿quién podrá defendernos? Chapulín, pa’ que te juiste!

 Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

Notas relacionadas