Entre Nos ... Emergente programa

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Emergente programa. Por diversos puntos de la ciudad hemos visto este inicio de la semana cuadrillas de trabajadores que hacen cuando les es posible por subsanar los desperfectos en materia de pavimentación y arreglo de las calles: bacheo, que es más propio que el primer concepto.

En ese tenor, se siente que hay interés por mejorar la vialidad de la ciudad, aunque a fuerza de ser sinceros, tenemos un muy grave y gran problema al respecto: no se cuenta con suficiente personal, equipo y presupuesto para hacer frente a las necesidades de la población en ese sentido: el Ayuntamiento tiene una difícil tarea, que es la de satisfacer nuestras demandas, nada fácil, insistimos, aunque tampoco es algo imposible.

Cierto: las necesidades de la población son muy grandes, y los recursos cada vez son menos, o así pareciera, porque alcanzan en menor escala a cubrir esas necesidades, por una parte, por el recorte de las autoridades de otros niveles, y por otra, ante la falta de cumplimiento de quienes debemos pagar los tributos fiscales, o sea, impuestos municipales, y vemos cualquier forma de evitar hacerlo, para luego exigir como si tuviéramos la razón.

Cierto es que hay un déficit importante en este rubro, y se requiere madurez para reconocer que se ha dejado de hacer una parte de la tarea, aunque también debemos ser justos y reconocer que mucho se ha avanzado. Quizá no lo que esperamos o queremos, pero no podemos pedir más de lo que hay, cuando vemos que el gobierno federal ha recortado los recursos a los ayuntamientos, y en ese sentido no alcanza para las necesidades básicas.

El pretexto es que se invierten millonarias sumas en materia de seguridad, pero no se puede uno dejar abandonar en otros importantes aspectos por cubrir uno que no ha dado los resultados esperados aún.

También hay avances, no lo podemos negar, aunque como ciudadanos percibimos que falta muchísimo camino ahí.

Volviendo con los servicios públicos, entendemos que se necesita incrementar el número de acciones, y recordamos que nunca son suficientes las acciones que se emprenden, porque las necesidades son tremendamente grandes; somos cada vez más personas en la ciudad y el estado y todos necesitamos cobertura de servicios, de atención y más.

Claro, la autoridad fue elegida porque se comprometieron a hacer de nuestra existencia algo mejor, algo que se llama administración pública y que consiste en mejorar los estándares y aspectos que requiere un ciudadano para subsistir dignamente. Hay muchas cosas que se han cruzado en el camino, y entendemos que no se puede atender todo de un solo golpe, pero sí entendemos que se hagan esfuerzos cotidianos.

Debe haber comprensión del ciudadano por una parte, y compromiso de la autoridad por la otra. Es fundamental.

El alcalde de Victoria Alejandro Etienne Llano tiene un compromiso que está cumpliendo con muchos de nosotros, aunque reconocemos que falta mucho pro hacer, también sabemos que se avanza, a pasos quizá no tan rápidos como se espera, pero debemos ver lo que se hace.

Cierto, nos desespera ver a nuestra querida ciudad destrozada por el tiempo, la lluvia y malas obras que se hicieron en su tiempo y no fueron supervisadas adecuadamente, pero hoy en día debemos ver que se hagan mejor estas obras, y que los sistemas de vigilancia del recurso sean más estrictos, y que se exija a quienes gozan de un contrato con la autoridad, entregar obras de calidad.

Ya no podemos subsanar los yerros de esas empresas que nos robaron dejando calles intransitables por la mala calidad de sus trabajos. Hoy necesitamos algo más que eso, y Etienne sabe que es prioridad para todos nosotros.

Ese compromiso es para todos y debemos entenderlo todos.

 

Notas relacionadas