Compartir
Entre Nos … Oportunistas

Entre Nos … Oportunistas

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Oportunistas . Es increíble leer todo tipo de comentarios acerca del desperfecto ocurrido en las instalaciones del acueducto “Guadalupe Victoria”, y la forma tan irresponsable en que pseudo políticos se suben al carro del oportunismo para aprovechar y lanzar sus sucios dardos envenenados.

No somos de la idea de que sea justo estar tantos días sin agua, y bueno, hemos de protestar porque nos supone mucho tiempo el que se debe emplear para reparar tal daño. Dicen algunos que les han avisado en Comapa que hasta la semana próxima se restablecerá el servicio, y eso ha causado el enojo de mucha pero mucha gente.

No se escucharon las razones de la autoridad, y el hecho de que se haya quemado por un corto circuito el equipo que funciona cotidianamente y el de repuesto, ni se considera que el cableado debe retirarse en su totalidad, y no son uno o dos alambres, sino un mucho, pero mucho más.

Hay constancia de que se está buscando una solución lo más inmediata posible, a manera de afectar en menor escala a los victorenses, pero hay quienes cuestionaron la distribución en pipas del vital líquido, argumentando que algunos ciudadanos no tendrían ollas para recibir el agua que les llevarían.

Así, de ese tamaño es el criterio y la inteligencia de algunos que comunican solamente hechos amarillistas.

El alcalde de Victoria Alejandro Etienne ha dado la cara y ha explicado cual es la situación. Nos ha dicho que tardará por la complejidad del equipo que, cuando se instaló, se llevó varios días. Imagine ahora que todo está quemado, pegado y retorcido, pues es de suponer que debe llevarse unos días la reparación.

¿Qué no nos gusta el hecho? A nadie debe de gustarnos el quedar sin agua, y tener que buscar garrafones para lo básico del hogar.

Hay muchas versiones, y algunas provienen de políticos que han utilizado esta actividad para enriquecerse insultantemente y seguir, luego de varios años, pegados a la ubre presupuestal, viviendo de lo que robaron cuando alcaldes o más, cuando funcionarios federales, y ahora abren la boca para lanzar vituperios ilógicos, cuando saben que su populismo es tan brutal que puede tomarse como una provocación.

Y lo grave es que muchos les siguen la corriente a esos individuos, que no llenando con sus pillerías, siguen usurpando dinero público, en Cámaras legislativas u otros rubros.

No tienen vergüenza, porque saben la magnitud del problema.

Es claro: si hoy cae una bomba en Victoria, ¿a quién hay que culpar? No podemos permitirnos ser tan pesimistas, pero tampoco tan ingenuos: exijamos prontitud en los trabajos, pidamos eficiencia no de hoy, sino de siempre y en todos los servicios. Exijamos que Tránsito cumpla con la ley y dejemos de dar mordidas; exijamos que todos paguen el impuesto predial y derechos por uso de muchas cosas, por licencias, por placas y tarjeta de circulación.

Y cuando estemos dentro de la ley, exijamos cumplimiento de todo lo que nos rodea.

Sinceramente, constatamos que se están haciendo grandes esfuerzos por librar este problema, y conste aquí que al columnista no le gusta el funcionar de la Comapa por muchas razones, pero hoy, a fuerza de ser sinceros, entendemos que se hace un esfuerzo muy importante y solamente un ciego no puede verlo.

No caigamos en pesimistas sentimientos: demos un voto de confianza a quienes trabajan por que haya agua en Victoria, y aunque a veces nos han desilusionado con sus acciones, entendamos que se trabaja por nosotros, y que la administración municipal hace un gran esfuerzo.

No nos dejemos llevar por publicaciones cobardes y amarillistas de politicuchos de quinta que desean ensuciar a quienes hoy ocupan los lugares que ellos usufructuaron y exprimieron.

Esperamos que se solucione pronto, exigimos una pronta solución, y claridad en los comunicados, por parte de autoridades, medios de comunicación y sociedad en general, para poder generar la confianza que requerimos.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario