Compartir

Opinión Económica … UAT y Gobierno: Urgente desarrollar industria tamaulipeca y victorense

Por Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

Opinión Económica … UAT y Gobierno: Urgente desarrollar industria tamaulipeca y victorense . Por mucho tiempo se determinó que por evitar la contaminación ambiental de Ciudad Victoria, no se recomendaba el desarrollo de industria mediana y pesada. Por esta razón sólo se promovió empresas Maquiladoras en la década de los 90 hasta principios del siglo XXI. A principios de este siglo se aceptó que Victoria tenía perfil de desarrollo de las técnicas de información (TIC’s).

Así se construyo a mediados del sexenio pasado el parque tecnológico Pymes con la esperanza de que vendrían numerosas empresas de software y hardware.

Hoy día se apuesta al desarrollo petrolero y el consiguiente desarrollo de proveedores Pymes hacia ese sector que viene fuerte con la reforma energética de Peña Nieto y del gobernador Torre Cantú.

Por ello afirmamos que es urgente que se proponga dicho despegue, tanto de la industria mediana y pesada de Victoria como la proveeduría petrolera.

Para evitar el mito de contaminación citamos lo dicho en 2013 por la Profepa en cuanto el desarrollo industrial Vs la contaminación ciudadana…

(…) La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó que los ciudadanos contaminan más las ciudades que todas las industrias y empresas juntas, ya que en Tamaulipas diariamente se generan más de 2 millones de toneladas de basura, y muchos de esos desechos son tirados en la calle o en basureros clandestinos.

El delegado de la Profepa, Roberto Karlo Villanueva Contreras dio a conocer también que muchos de esos desechos son tirados en la calle o en basureros clandestinos.

“Esto se debe a que la población no cuenta con una cultura para el cuidado del medio ambiente”, refirió Villanueva Contreras, y añadió que los tamaulipecos no tienen el hábito de usar envases retornables y en ningún hogar se separa la basura orgánica de la inorgánica.

Comentó que la contaminación generada por la población no tiene punto de comparación con la que produce anualmente una industria, e indicó que en el caso de las empresas es posible regularlas para disminuir o mantener los niveles de bióxido de carbono que pudieran emitir, pero en el caso de la población esa tarea resulta imposible.

Dijo que lamentablemente la sociedad sólo se queja del cambio climático o del efecto invernadero, no obstante que es renuente a trabajar en conjunto con el gobierno.

“Los que más contaminamos somos cada uno de nosotros en nuestros hogares, y esa es la parte compleja porque no se están utilizando envases retornables. Con no hacerle la afinación regular a nuestros automóviles y con nuestros hábitos de consumo, con eso nosotros estamos contaminando”, señaló.

Hizo énfasis en que en las industrias es relativamente fácil controlar el nivel de contaminación porque son partes fijas en donde se monitorea su desempeño, “pero la parte compleja es cuando la dispersamos en cada uno de los ciudadanos”.

Villanueva Contreras agregó que globalmente los países y sus gobiernos no han adoptado un compromiso específico para disminuir las emisiones de bióxido de carbono, o al menos mantenerlas en un grado menos riesgoso (…)

Por otra parte ante el “boom” energético que se espera en Tamaulipas norte (Matamoros pozos profundos), Reynosa-San Fernando (Cuenca de Burgos), Llera y Victoria (Energía Eólica) y Tampico ( Cuenca Misantla- Tampico); citare aquí los avances que lleva el CIS de la UAT en estudios del impacto industrial esperado por la Agenda Energética de Egidio Torre Cantú.

(…) A través de la Unidad Matamoros del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realiza estudios que permitirán medir el impacto social que traerá la industria petrolera en esta región fronteriza.

El investigador Enoc Alejandro García Rivera, comentó de los avances de esta investigación, que se lleva a cabo en un proyecto aprobado a la UAT por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para medir el impacto social de la exploración y explotación de hidrocarburos en el noreste de Tamaulipas.

El especialista, quien coordina esta unidad dependiente del CIS de la Secretaría de Investigación y Posgrado de la UAT, destacó que el trabajo abarca 13 municipios de la región, donde se encuentra la Cuenca de Burgos.

“Básicamente es realizar estudios sobre el impacto que la industria petrolera traerá al Puerto de Matamoros, inicialmente con el municipio, y después a los otros donde se espera una derrama económica y social de la industria petrolera, estamos trabajando líneas específicas”, apuntó.

En este sentido comentó que se trabaja todo lo que tiene que ver con el impacto de la industria en los derechos humanos, la parte económica, el arraigo de la personas, en el aspecto de agua, “la idea es seguirlo ampliando e ir avanzando coordinadamente con otras instituciones de la UAT y otras instituciones de educación superior”.

Destacó que hay un equipo multidisciplinario para el desarrollo de las líneas específicas que aborda el proyecto: “Son líneas base, haciendo un diagnóstico de cómo se encuentra antes de que inicie este proceso y luego ir viendo cómo va avanzando este impacto de la industria, si es o no benéfico en cada aspecto, hay que ser muy precisos, son distintas áreas que se van evaluando, y vamos a estar dándole seguimiento”.

El investigador Enoc Alejandro García, es Doctor en Derecho por la Universidad de Burgos, España, e integra el equipo multidisciplinario con María Guadalupe Ortiz Gómez, con postdoctorado en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM; Edith Miriam García Gómez, Doctora en Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana; y José Juan Villanueva Sierra, Doctorado en Psicología Social por la Universidad de Salamanca, España. El grupo de investigación fue asignado a la UAT dentro de la convocatoria Cátedras Conacyt para Jóvenes Investigadores 2014, que aprobó además la creación de la unidad del CIS en Matamoros.

Uno de los proyectos más sobresalientes en los que participa el CIS lleva por título: “Consolidación de la infraestructura científica y tecnológica para la exploración y explotación sustentable de hidrocarburos no convencionales, oil/gas shale en México”, con recursos otorgados por el Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (Fordecyt).

En este proyecto participan por parte de la UAT, el Centro de Investigaciones Sociales y el Instituto de Ecología Aplicada (IEA); en colaboración con la Universidad Autónoma de Coahuila, Autónoma de Nuevo León, Instituto Tecnológico de Nuevo León, Instituto Tecnológico de Saltillo, la Corporación Mexicana de Investigación de Materiales (Comimsa) y el Centro de Investigación en Química Aplicada.

Cabe destacar que dentro de los productos académicos del CIS-UAT a cargo de la Doctora Ruth Roux Rodríguez, se han desarrollado los siguientes libros: “La Reforma Energética de 2013 en México. Impactos Sociales del Gas de Lutitas en Tamaulipas”; “Reforma en materia de hidrocarburos. Análisis jurídicos, sociales y ambientales en prospectiva”; Los Hidrocarburos en el Noreste de México: Una Perspectiva Multidisciplinar”; además que los investigadores del CIS participaron en un volumen de la Revista indizada “Sociotam” de la UAT para su edición de diciembre 2015 (…)

Estos diagnósticos seguramente propondrán una nueva forma de atender y aterrizar el desarrollo industrial de Tamaulipas en una nueva concepción que tenga desarrollo integral y transversal para ampliar más y mejores empresas con mejores empleos bien distribuidos a lo largo de toda la geografía estatal, y dejar de ser solamente un estado Maquilador y petroquimico de resinas.

Dejar un Comentario