Compartir
Opinión Económica … Tamaulipas requiere rescatar sus debilidades

Opinión Económica … Tamaulipas requiere rescatar sus debilidades

Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

Opinión Económica … Tamaulipas requiere rescatar sus debilidades . De acuerdo al más reciente Plan Estatal de Desarrollo de Tamaulipas 2011-2016 (PED), en el estado se distinguieron 6 regiones económicas estratégicas: Fronteriza (10 municipios con 1´837,605 habitantes), San Fernando (4 municipios con 69,600 habitantes), Centro (10 municipios con 488,552 habitantes), Altiplano (5 municipios con 57,972 habitantes), Mante (6 municipios con 179,944 habitantes), y región Sur (5 municipios con 827,662 habitantes). Total de tamaulipecos estimados para el año 2013 de acuerdo a proyecciones del CONAPO con datos del Censo 2010: 3´461,335.

Este Plan que inicialmente fue presentado en su arranque (2011), durante el último tramo de la administración federal del Presidente Felipe Calderón (2006-2012), en el año 2013 (octubre 2013) recibió una adecuación para alinearse al Plan Nacional de Desarrollo (PND) de la administración naciente de Enrique Peña Nieto (2013-2018).

En esa ocasión, el Gobernador Egidio Torre Cantú afirmó que: […] Tenemos plena identidad de principios y afinidad absoluta con los objetivos del gobierno del Presidente de la República Enrique Peña Nieto, por ello fortalecemos nuestra estrategia con la amplia visión de estado plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, que define cinco grandes metas nacionales: un México en paz, incluyente, próspero, con educación de calidad y con responsabilidad global.

Con el nuevo Plan Estatal de Desarrollo damos solidez a los cuatro ejes rectores de nuestra estrategia para seguir construyendo el Tamaulipas que todos queremos: un Tamaulipas Seguro, Humano, Competitivo y Sustentable, en plena concordancia con las metas nacionales para incorporarnos de lleno al gran objetivo de mover a México.

La actualización del Plan Estatal de Desarrollo Tamaulipas 2011-2016 comprende la adecuación, fusión o creación de 251 líneas de acción, para integrar un total de 891. Fortalecimos los objetivos, las estrategias y entre otros, los temas de migración, sistema universal de salud, educación de calidad, cultura, derechos sociales, seguridad y previsión social, comercio internacional y energía.

Enfatizamos la transversalidad de los principios utilizados en el diseño y desarrollo de nuestras políticas públicas: participación ciudadana, transparencia y rendición de cuentas, cultura de la legalidad, perspectiva de género, evaluación de resultados y sustentabilidad, convergentes con las estrategias transversales del Plan Nacional de Desarrollo: Democratizar la productividad, Gobierno cercano y moderno, y Perspectiva de género. Incluimos indicadores estratégicos, herramientas útiles para medir el grado y la orientación de nuestros avances […] (Fuente PED 2011-2016).

Ahora que estamos en el último año de gobierno estatal, y que por ser mes de enero se justifica realizar acciones de propósitos y planes de año nuevo que comienza, creemos que es recomendable hacer un ejercicio de reconversión hacia las regiones económicas que el PED 2011-2016 tiene establecidas, con la idea de rescatar las potencialidades, fortalezas y oportunidades de cada región, así como contrarrestar las amenazas y debilidades que aún se registran al seno de las mismas.

La primera debilidad que se debe enfatizar, es la tendencia cada día más acentuada que la población tamaulipeca se polarice y se concentre en las regiones fronteriza y sur del estado, donde en la primera se estiman que residen 1.837 millones de paisanos y en la región sur 827.7 mil, esto es un total de 2.67 millones de personas, que representan el 77.15% del total, viven en 15 municipios. Significa que en la mayor parte del territorio tamaulipeco (70% de la superficie del estado), solamente viven  el 22.85% de los tamaulipecos. O sea solamente 796,068 personas de Tamaulipas residen en 28 municipios.

Esta polarización tiende a incrementarse cada día más hacia la región de la frontera donde se asientan las empresas maquiladoras y el nuevo polo que representa la reforma energética de la Cuenca de Gas y Petróleo no Convencional de Burgos, y de Petróleo en Mar Profundo de las costas de Matamoros.

Con parecida presión inmigratoria, se dan los incrementos poblacionales hacia la zona sur conurbada, que registra la potencialidad de los dos Puertos de altura, la refinería Madero, las 26 plantas petroquímicas de resina privadas y la reciente Cuenca petrolera conocida como Misantla-Tampico.

Significa que las alternativas económicas y de mayores empleos en las zonas del Altiplano, Mante, Centro y San Fernando cada día tienen menores ofertas de desarrollo regional e integral, lo que provoca la posible expulsión de fuertes masas poblacionales hacia los dos polos citados.

Esta debilidad y amenaza, nos permite justificar que es urgente en estas fechas de tiempos políticos, que las organizaciones civiles y empresariales, junto con los investigadores universitarios propongamos alternativas factibles para rescatar las tendencias de concentración poblacional hacia los polos y de despoblación de la zona central del estado.

Una alternativa viable y transversal, es la recuperación paulatina del campo agrícola, ganadero, forestal y pesquero de dicha región, que tuvo sus momentos de gloria en las década de los 70 y 80´s, cuando Tamaulipas registraba la llamada Revolución Verde, donde solo las carreteras no se sembraban. Esta alternativa debe ser acompañada por una presencia más agresiva del llamado sector agroindustrial que le da mayor valor agregado a las actividades primarias del campo.

Por otra parte, se debe dar mayor énfasis e importancia al sector turístico de la región central de Tamaulipas, enfocado a la presencia de pueblos mágicos, turismo ecológico, de aventura, religioso y de caza y pesca, sin abandonar al turismo tradicional de mar y playas.

Otra actividad económica con gran potencial en la zona central (ciudad Victoria), es el llamado sector de las tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC´s), que requieren mayor impulso hacia el Parque Científico y Tecnológico Pymes de ciudad Victoria (TECNOTAM).

Así podríamos afirmar, que al igual que otras entidades como Nuevo León y Guanajuato, que le han dado prioridad al desarrollo regional más armónico de sus regiones, se podrían establecer en Tamaulipas las conocidas como Rutas Estratégicas.

Un ejemplo de ellas serían las siguientes: RUTA CITRÍCOLA (incluyendo los municipios citrícolas de Hidalgo, Padilla, Guémez, Victoria y Llera); RUTA CINEGETICA (incluyendo los municipios con potencial de campos de caza y pesca como Jiménez, Padilla, San Fernando, entre otros); RUTA DEL SORGO (donde sobresalen municipios como San Fernando, matamoros, Abasolo, entre otros); RUTA DE PLAYAS VIRGENES (se apuntan las playas de Carbonera en san Fernando, La Pesca en Soto la Marina y la playa de Aldama).

RUTA DE PESCA (las aguas dulces de presas y lagunas del centro del estado como la Presa Vicente Guerrero); RUTA DE TURISMO RELIGIOSO (rescatar la zona del Chorrito en municipio de Hidalgo); RUTA HUASTECA (rescatar las tradiciones turísticas y el potencial agropecuario de la región huasteca del Mante, generando alternativas al cultivo amenazado de la caña y los dos Ingenios); RUTA DEL SEMIDESIERTO-MEZCAL-TEQUILA-INVERNADEROS-OIVOS (revalorar el gran potencial que tienen los 5 municipios del Altiplano para el desarrollo de estos productos alternativos de gran potencial); RUTA DE GANADO DE EXCELENCIA (rescatar la gran tradición ganadera productora de ganado de sementales, de engorda y la capitalidad de Tamaulipas en ganado cebú, en los municipios de Aldama, Soto la Marina y González).

Todas estas acciones deben ser coronadas con una dinámica bien concentrada de búsqueda de una empresa automotriz, que se interese en instalarse para el armado de autos y camiones en la región cercana a ciudad Victoria, que vendría a oxigenar el desarrollo de la industria de ensamble y pesada en Tamaulipas, complementándose con las maquiladoras de autoparte de Matamoros.

Una nueva generación de desarrollo se ve venir a Tamaulipas, que rompa el viejo esquema de estado maquilador y petroquímico de solo resinas. Este potencial se viene aparejado al desarrollo que ya está presente en el sector energético eólico, solar y petrolero privatizado con la reciente reforma.

Sin embargo el desarrollo debe ser conducido por las instituciones y con políticas públicas adecuadas que permitan el desarrollo armónico de las seis regiones citadas y el combate a la desigualdad económica con un equilibrio entre empresarios extranjeros y nacionales grandes, contra las alternativas posibles de empresarios pymes de las propias regiones de Tamaulipas. Todo con un respeto absoluto a la ecología, medio ambiente y naturaleza.

Por todo lo aquí citado, y ante la realidad económica tamaulipeca, que nos ubica en la sexta entidad más grande del país en extensión territorial ocupando del 4.1% del total nacional. Su aportación al PIB nacional es del 3.2%, que comparado con las seis entidades fronterizas de México con Estados Unidos, ocupa el segundo lugar, aunque muy distante de Nuevo León que ocupa la primera posición con una producción 2.3 veces mayor que la de Tamaulipas.

Si bien la extensión territorial es una ventaja comparativa, dista mucho de ser una ventaja competitiva, […] ya que por sí sola no es un factor determinante para un mejor desempeño económico, de ser así, el Distrito Federal sería el último lugar en la generación de riqueza y sin embargo su aportación al PIB nacional es del 17.7%, que es 5.5 veces mayor que el de Tamaulipas, en una extensión territorial que apenas representa el 1.8% de la de Tamaulipas.

El tamaño del territorio sería relevante si la economía del estado estuviera basada en la producción de bienes primarios como la agricultura, ganadería, silvicultura, minería, etcétera, pero deja de ser relevante cuando la economía se basa en una actividad secundaria como la manufactura, agroindustria y actividades de transformación en general, y menos relevante si está inserto en actividades del sector terciario como el comercio y los servicios, en los que justamente y de forma paradójica se encuentra Tamaulipas ya que este último es el sector que más contribuye al PIB estatal. No estamos diciendo que esto no sea bueno para el estado sino que teniendo una gran extensión territorial, sea el sector terciario de la economía el de mayor relevancia en su PIB. Conserva sin embargo 5 primeros lugares en la producción de sorgo, soya, okra, sábila y henequén verde […] (Datos extraídos de José Santana, Milenio, 21/06/2014).

Dejar un Comentario