Compartir
Altos precios de insumos provocan carestía alimentaría

Altos precios de insumos provocan carestía alimentaría

Jorge Camorlinga Guerra, secretario de organización de la Confederación Nacional Campesina-CNC- de Tamaulipas. (F. AVILA)
Jorge Camorlinga Guerra, secretario de organización de la Confederación Nacional Campesina-CNC- de Tamaulipas. (F. AVILA)

Jose Luis Avila / Reportero 

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  La política de no bajar los precios de los insumos ha provocado que los alimentos continúen en su carrera de carestía hasta en más de un 100 por ciento, al igual que los costos de producción en el área rural, y un ejemplo de ello es el valor alto del tomate al menudeo en la zona norte del país que se mantiene escaso en el mercado nacional.
Y es que no todas las superficies dedicadas a la siembra de esta hortaliza se realizaron dichas labores de este producto, pues aparte de los incrementos en los precios de los insumos, en algunos estados del noreste de la nación no se desarrollaron estas labores agrícolas más que todo por cambios climáticos.
De acuerdo a reportes el alto precio del alimento, en aquellas zonas del norte en algunos casos alcanza hasta 40 pesos por kilogramo, y se debe a la poca oferta.

“No hay desabasto, pero no hay mucha oferta, anda -el precio- muy por encima del precio normal, en algunos casos de hasta 40 pesos el kilo; en estas fechas el precio promedio es de 10 a 12 pesos por kilo cuando hay producción normal”.
Sobre el tema el secretario de organización de la Confederación Nacional Campesina-CNC- de Tamaulipas, Jorge Camorlinga Guerra, explico más que todo la producción de esta hortaliza se han visto afectada por las bajas temperaturas que se presentaron en algunas entidades de la zona norte del país.

“Esperamos, depende del clima en aquella región  que en unas tres o cuatro semanas se normalice y haya más fluidez del producto; no se puede vender tan caro porque afecta al productor, pues lo ideal es aplicar un precio más accesible para evitar pérdidas por la falta de ventas”, aseguró.

Asimismo el aumento a insumos agrava la situación de las familias pobres del país, al grado de que en los hogares del área rural se ha dejado de ingerir una comida al día, y el consumo de la carne ya es un lujo. Con ello se ven presiones inflacionarias con una canasta básica inaccesible.

Dejar un Comentario