Entre Nos ... Pacto de civilidad y cooperación

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Pacto de civilidad y cooperación . Quienes están involucrados en nombramientos políticos saben que este viernes será crucial, ya que se supone que se dará a conocer el nombre de quien será el candidato a la gubernatura de Tamaulipas y, prácticamente, el virtual gobernador.

Se ha escrito mucho en estos días, se cuenta y se dice más, pero lo cierto es que hay una sola nominación y una sola verdad, aunque algunos de los protagonistas entiendan poco menos que nada lo que sucede y hayan comenzado desde muy temprano a enturbiar el proceso electoral que, siendo el más vigilado por el Estado, tiene mucho que ofrecernos a los tamaulipecos.

Ayer comentábamos de los nombres y los hombres que buscan la sucesión gubernamental, y también afirmamos que todos tienen razones de mucho peso para aspirar a tan grande honor, así como también tienen algunas cosas en su historia que deberán cambiarse o mejorarse en caso de ser nominados. Nadie es perfecto, y quien aspire a ganar deberá entender que habemos personas que pensamos con similitud a ellos y su postulación, y otras que no. De todo hay y quien gane deberá gobernar para todos, incluyendo a los de una oposición cada vez más agresiva y, aunque no tengan muchos argumentos, con una verdad completamente distinta.

También hemos visto argumentos que hablan de una fuerte amistad y que, pase lo que pase en el Distrito Federal, seguirá siendo un factor de unidad y cohesión, de fuerza y solidaridad. Los amigos se preservan pro sobre todas las cosas, y eso deben entenderlo quienes juegan en esta ruleta donde solamente hay un espacio con lo que todos esperan: la candidatura.

Habrá que esperar ya unas horas para pensar en qué sucederá en el Tamaulipas de 2017 – 2022, y la forma en que habrá de llevarse a cabo la administración que precederá a la actual

En este proceso deben entender algunos de los segundos y terceros de los equipos políticos que no deben tomar como personales las opiniones no favorables: nadie es moneda de oro y nadie es perfecto, y habemos, insistimos, personas que no estaremos de acuerdo con tal o cual proceso, persona o procedimiento, y es muy válido pensar así. No tiene nadie por qué encender hogueras y tirar lanzas a sus detractores que pueden no serlo.

¿Qué viene para Tamaulipas?

Aunque no es de nuestro agrado el procedimiento, se sabe que este fin de semana deberá haber en forma oficial un candidato del tricolor, y en él se depositará toda la confianza necesaria, a fin de lograr el triunfo y la consolidación de una administración que se jacta de ser nacional y nacionalista, pero que ha quedado mucho a de deber.

Quienes cobran como estrategas políticos manejan sus instrumentos y capacidad para estructurar una campaña que les garantice el triunfo. Nadie debiera participar sin pensar en él, y esos que pretenden únicamente mantener el registro deberían ser dados de baja.

No merecemos partidos políticos tan pusilánimes. No merecemos instituciones que no piensen en ganar.

Es por esa razón que se debe pensar en un poco más allá de la nariz, y asimilar la decisión que se toma desde el centro del país, en la que se juga el futuro más de 3.5 millones de habitantes, por las decisiones que pudiera tener o que habrá.

Es tiempo, pues, de destapes, de recibir la nominación de quien venga a perfilarse como el próximo gobernador, pero resultará altamente gratificante que, esos que han estado por más de un lustro en la nómina y con muy buen ingreso, se sumen a un proyecto de gobierno y no de una persona, de la sociedad y no de un partido político, porque finalmente, quien maneja todos esos aspectos es, sin duda alguna, una persona visionaria.

Esperemos pues, un par de días para saber quien será el próximo gobernador.

Notas relacionadas