Compartir
Rechaza la SCJN proyecto de cobro de cuotas en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Rechaza la SCJN proyecto de cobro de cuotas en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

Rechaza la SCJN proyecto de cobro de cuotas en la Universidad Nicolaíta
Rechaza la SCJN proyecto de cobro de cuotas en la Universidad Nicolaíta

Agencias

México DF.- La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ( SCJN ) rechazó ayer el proyecto que declaraba constitucional el cobro de cuotas de inscripción a los alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Por cuatro votos contra uno, los ministros desecharon el plan presentado por Jorge Pardo Rebolledo, que validaba el pago de 420 pesos semestrales de cada estudiante. La mayoría consideró que no hay razón para deje de aplicarse el artículo 128 de la constitución de Michoacán, el cual ordena la gratuidad de la educación superior.

El ministro instructor proponía declarar la inconstitucionalidad del artículo referido, cuyo ordenamiento es que la educación que imparta el Estado es gratuita, incluso la superior, en razón de que la Carta Magna del país no prevé, precisamente, la gratuidad de enseñanza universitaria, sólo la que se imparte en preprimaria, primaria y secundaria.

Sin embargo, durante la sesión el ministro José Ramón Cossío señaló que el artículo señalado debe permanecer y no hacerse regresivo.

Piden nueva propuesta

Norma Piña Hernández y Arturo Zaldívar apoyaron a Cossío, mientras Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena dijo que también votaba en contra del proyecto, aunque por otras consideraciones.

El asunto será turnado a otro ministro para que elabore una nueva propuesta y la presente a la sala.

Pardo Rebolledo señalaba en su propuesta que la Constitución señala que el Estado no está obligado a impartir educación gratuita, pero sídebe impartir enseñanza de calidad, y aseguraba que las universidades autónomas cuentan con libertad patrimonial para cobrar cuotas o colegiaturas.

El ministro planteaba negar amparo a la estudiante María de los Ángeles Cárdenas Alvarado, quien se inconformó contra el cobro de cuotas de inscripción en la Universidad de San Nicolás de Hidalgo. Pardo argumentó que las universidades autónomas, al no ser parte del Estado, están en su derecho de imponer diversos cobros a los alumnos.

La Nicolaíta recibió en 2013 un total de 48 millones 851 mil pesos por concepto de cuotas.

Dejar un Comentario