Entre Nos ... Más trabajo para Tamaulipas

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Más trabajo para Tamaulipas. Sin duda alguna, el problema del desempleo, pese a los anuncios del gobierno federal, sigue siendo uno de los principales obstáculos para el desarrollo en el país.

El fenómeno económico afecta mucho a nuestros jóvenes que, ilusionados con independizarse y tener un nivel de vida positivo u óptimo, realizan estudios profesionales y de posgrado, en aras de conseguir las mejores oportunidades en el trabajo que pretenden alcanzar, desarrollando sus habilidades y conocimientos en todos sentidos.

Sin embargo, un porcentaje importante de las carreras que se ofertan hoy en día están saturadas: hay más egresados cada año que los puestos de que se dispone, propiciando un serio conflicto económico, porque muchos de ellos siguen siendo dependientes de sus padres, y obviamente, sus necesidades han crecido y sus gastos, lo que lleva a quienes les apoyan, a enfrentar una crisis económica.

Durante el sexenio que concluye este año, Tamaulipas ha tenido buenos y grandes esfuerzos por dotar de puestos laborales a nuestros ciudadanos, jóvenes y no tanto, porque se ha captado la necesidad de que tengamos mejores ingresos, y por otra parte, que haya ese esfuerzo importante por mejorar como entidad en aspectos de productividad y más, y eso se logra ubicando a los que mejor preparados están en los puestos claves, para que el desarrollo sea completo.

El gobernador Egidio Torre Cantú ha hecho una serie de pronunciamientos durante su gestión, anunciando la creación de puestos laborales en diferentes rubros, privilegiando los productivos en la entidad y tratando de fomentar los que se requieren. El enfoque que se ha dado a este renglón es distinto, y conjuntamente con la Universidad Autónoma de Tamaulipas se busca que se pueda cubrir la demanda laboral con recurso humano local, es decir, que haya en nuestra máxima casa de estudios la formación que requiere la entidad. Lo anterior ha dado buenos dividendos, y hoy muchos tamaulipecos tienen un empleo acorde a las necesidades de su entidad.

Y es en ese renglón donde aún hay mucho que hacer, porque es mayor el número de egresados de las distintas áreas del conocimiento al número de ofertas laborales. Es un reto que, seguramente, quien sea el próximo gobernador habrá de atender con prontitud, dada la importancia que tiene lo anterior.

No se puede dejar a un lado el hecho de que nuestros hijos padecen la falta de puestos laborales, porque hay un número muy importante de gente sin el perfil adecuado que hoy en día ocupa estos cargos o puestos, y por otra parte, quienes se resisten a ingresar a las listas de jubilados, porque saben que aún tienen fuerza y entusiasmo para laborar.

En ese sentido, somos de la idea de que hay que dejar el sitio a los que vienen empujando fuerte, las nuevas generaciones que con mayor preparación y un perfil idóneo pueden hacer frente a la demanda actual.

Vienen otros tiempos y seguramente otros requerimientos, y en lo que concierne a la preparación de los profesionistas del futuro hay que propiciar que se siga llevando a cabo el estudio correspondiente que nos permita visualizar lo que necesitamos, y la decisión de quienes deben tomarla para que en ese tenor, tengamos lo que Tamaulipas demanda.

Hemos de insistir en este renglón, y ojalá que quien se perfile como candidato y próximo gobernador pueda atender con prontitud este asunto que tiene que ver con la seguridad, la productividad y muchos otros aspectos que bien necesita Tamaulipas reforzar.

Empleo para jóvenes, para adultos en plenitud y para nuevos profesionistas es lo que requerimos; en el aspecto de los que ya rozamos la cuarta o quinta década de existencia, es menester entender que tenemos familia, que somos productivos aún, y que resulta fundamental garantizarnos una plaza laboral. No somos jovencitos que estemos experimentando, sino gente que asume la importancia de tener un empleo remunerado.  Aunque, insistimos, no importa que nos anoten, sino que nos consideren dentro de la oferta laboral a todos, porque, finalmente, todos comemos a diario.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

 

 

 

Notas relacionadas