Hipódromo Político ... La UAT en lugar 294 de las 300 universidades de latinoamerica

Carlos Gerardo Cortés García

Hipódromo Político … La UAT en lugar 294 de las 300 universidades de latinoamerica. Agradezco profundamente los mensajes que han llegado a mis cuentas de redes sociales con motivo de los temas educativos que hemos venido analizando en este espacio periodístico. Y es que meterse y navegar en el mundo de la educación es algo muy importante, porque de ello, de una buena formación académica, depende que las futuras generaciones tengan una mejor calidad de vida.

El eje toral de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, tiene que ver con la calidad académica la cual ha sido puesta contra la pared, debido a que en los últimos tiempos diversos funcionarios de la UAT de primer nivel le han dedicado más tiempo a la política partidista que a la academia y ello ha dado al traste con los avances que la máxima casa de estudios de Tamaulipas habría logrado de no haberse distraído tiempo, esfuerzo y recursos materiales y humanos.

Le doy un ejemplo, que de ninguna manera trata de empañar los esfuerzos, sino todo lo contrario, busca que las autoridades universitarias dejen de hacer lo que están haciendo y hagan lo que realmente deben hacer, y que es por lo que reciben un muy digno salario.

Y digo que han estado muy metidos las autoridades universitarias en la grilla, que en varias colaboraciones hemos hablado de que el staff del Rector, Enrique Etienne Pérez del Río, comandados por David Vallejo Manzur, han estado muy ocupados impulsando la precampaña del actual alcalde de Victoria, Alejandro Etienne Llano, primo del Rector, en la búsqueda de la candidatura del PRI al Gobierno del Estado. Y es lógico, si tomamos en cuenta que dichos funcionarios buscan crecer, lograr mejores posiciones y ganar más dinero.

Y en ello se basa que la Universidad no sólo no avance, sino que además venga en caída libre en su calidad académica y formativa. Ni modo. Andar en la grilla tiene sus consecuencias. Y normalmente son negativas. Así lo está sufriendo la Universidad Autónoma de Tamaulipas, su comunidad educativa y la sociedad tamaulipeca toda.

El tema es que a pesar de lo que se quiera entender, en la UAT está por los suelos en calidad académica de acuerdo al reporte de Top Universities, organismo que anualmente mide la calidad académica de las universidades en el mundo, análisis que Usted puede consultar en la siguiente liga:

 http://www.topuniversities.com/university-rankings/latam-university-rankings/2015#sorting=rank+region=+country=+faculty=+stars=false+search=.

A tal grado es grave la situación, que de acuerdo a este estudio, la Universidad Autónoma de Tamaulipas se ubica en el lugar 294 de las 300 universidades analizadas en América Latina. Prácticamente la UAT, nuestra querida UAT está en el sótano de las escuelas de educación superior, cuando, por ejemplo, la Universidad Nacional Autónoma de México se ubica en el lugar número 6 de dicho estudio. Asimismo, la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, está catalogada como la mejor Universidad de América Latina y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey se ubica en el noveno sitio del estudio.

Entre los factores que este estudio analiza, está la reputación académica de la UAT, en la cual la Universidad apenas alcanzó el lugar 284; y su reputación entre empleadores, en el que la UAT logró tan sólo el sitio 270.

Entonces, pues, no se trata desde ningún punto de vista de importunar o molestar a nadie. Se trata simplemente de prender los focos de alerta de que la Universidad Autónoma de Tamaulipas no anda bien, su calidad académica deja mucho que desear de acuerdo a este estudio y de que los funcionarios de primer nivel andan más ocupados en hacer grilla de partido que en trabajar por el bien de la UAT.

El portal El Universal, menciona a las 30 mejores Universidades de México y entre ellas nuestra Universidad Autónoma de Tamaulipas alcanza el lugar número 19.

http://ediciondigital.eluniversalmas.com.mx/suplementos/Mejores_Universidades_2015/#page/14

En el 2014, un grupo de 47 universidades de México se ubicaron dentro las 300 mejores del Latin American University Rankings donde el Tecnológico de Monterrey (ITESM) se posicionó como la más destaca del país al ubicarse en el séptimo sitio y desplazar por primera vez a la Universidad Nacional Autónoma como la líder mexicana. En ese estudio, la Universidad Autónoma de Tamaulipas se ubicó en la posición 251.

Y en el Ránking de Universidades de México 2015, realizado por América Economía Intelligence, a través de una encuesta dirigida a reclutadores de empleados de grandes corporativos, la UAT logró el lugar No. 31 de un total de 50, por debajo de la media, lo que significa que no andamos nada bien, y que sería deseable hacer un comparativo entre lo que le cuesta al erario mantener a la UAT y los resultados que se están obteniendo de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

http://rankings.americaeconomia.com/mejores-universidades-mexico-2015/el-ranking-2/

Y del estudio de Forbes y las universidades, mejor ni hablar. La UAT para ser rápidos ni aparece.

Ahí pues queda un punto de reflexión para que las autoridades de la Secretaría de Educación Pública Federal que andan con gran preocupación empujando hacia la Reforma Educativa que permita al país crecer. Ahí el llamado a las del estado, a las de la propia Universidad y a la sociedad tamaulipeca toda, para que analicen si los recursos que se aplican en el presupuesto de la UAT es verdaderamente una inversión o es un gasto. Porque lo que no se vale que tengamos una Universidad que gaste mucho, no logre resultados y su ejercicio de transparencia no cumpla con lo que marca la Ley, lo que deja, verdaderamente, mucho que desear. Y esa situación es molesta para la sociedad que siempre exige más de sus contribuciones.

Esto es como si usted cumple en tiempo y forma con el pago del impuesto predial y los baches son una constante en la ciudad, la iluminación no ilumina, y la seguridad no asegura. Eso es lo que molesta. Que se gaste más de la cuenta en rubros abusivos mientras nuestros muchachos no tienen los equipos y materiales en la Universidad que deben tener, para lograr aprender y ser competitivos en el mundo real. Si la UAT no da un golpe de timón, un verdadero golpe de timón, la sociedad de Tamaulipas seguirá viendo como sus contribuciones seguirán desapareciéndose en un barril sin fondo. ¿No lo creé?

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

Notas relacionadas