Oran frente a Palacio de Gobierno por la paz , corrupción y los gobernantes

La comunidad evangélica y cristiana encabezada por el pastor Abel González López oran por los gobernantes, las autoridades, la paz y tranquilidad de la ciudad Foto Mendoza
La comunidad evangélica y cristiana encabezada por el pastor Abel González López oran por los gobernantes, las autoridades, la paz y tranquilidad de la ciudad Foto Mendoza

Ramón Mendoza Saucedo / Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por tercera semana creyentes de Casa de Dios Jesucristo es rey y su pastor Abel González  acudieron frente a la Alcaldía, frente a Palacio de Gobierno y Casa de Gobierno para pedir a Dios que sane ésta tierra de corrupción e injusticias, por paz y que levante gobernantes justos.

Motivados por la  Palabra de DIOS que dice en 2o de Crónicas 7:14  “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Ésta iglesia invita a todos, sin excepción a sumarse y levantar oraciones a favor de Tamaulipas y México

Aproximar a Dios es una necesidad colectiva en los tiempos atípicos que se están padeciendo, por ello la comunidad cristina y evangélica encabezada por el pastor Abel González López  se han dedicado a orar por los gobernantes, la paz y la tranquilidad de la ciudad.

La comunidad evangélica y cristiana encabezada  por el pastor Abel González López  oran por los gobernantes, las autoridades, la paz y tranquilidad de la ciudad  Foto Mendoza

En base a lo anterior el Pastor Abel González López de la iglesia Jesucristo es Rey invita a la ciudadanía a hacer oración para recuperar la paz y la tranquilidad:

“Oramos y ayudamos por una transformación y regreso a Dios de cada familia y habitante de ésta ciudad e inclusive oramos por la gente alejada del camino pues Dios pues detrás de ellos hay también una familia, por nuestros gobernantes, autoridades para que actúen por el bien de su pueblo”.

Hizo una invitación a la comunidad para que se acerque a Dios, pues un buen cristiano siempre será un mejor ser humano y le recuerda que iniciando este año se congregó una multitud en este sentido en diversos sitios de la capital.

“La palabra de Dios dice que nadie puede abrir las puertas que Él cierra y nadie puede cerrar las puertas que Él abre; grandes problemas exigen grandes soluciones”.

Notas relacionadas