Hipódromo Político ... Gamundi está de regreso

Por Carlos G. Cortés García

Después de seis años de no estar, Ricardo Gamundi Rosas, ex líder del Congreso de Tamaulipas y ex presidente del PRI cuerudo está de regreso, a pesar de las mil y una historias que se han venido tejiendo alrededor del exilio político del reynosense, y sobre las causas que originaron su salida del estado. Gamundi en los últimos seis años se dedicó a estudiar lo que mejor sabe hacer: mercadotecnia política, en prestigiadas instituciones dentro y fuera del país.

Y su regreso triunfal se dio el pasado 7 de junio de 2015, cuando coordinó los trabajos político-electorales en el estado de Sonora, cuando el PRI con Claudia Pavlovich como candidata y Gamundi como responsable de la campaña, lograron lo impensable: que el tricolor recuperara para sus fueros el Gobierno del Estado de Sonora, que hasta ese momento detentaba el Partido Acción Nacional, bajo la tutela del nefasto Guillermo Padrés, de muy mala memoria para los sonorenses.

Después, el 17 de enero, Gamundi al frente del tricolor, y llevando como candidato a Nacho Peralta, logró lo que también parecía imposible: en una elección extraordinaria y de harta complejidad, arrebataron Colima para el PRI. Con estas dos circunstancias y siendo hoy subsecretario de elecciones del PRI nacional, Ricardo Gamundi regresará a Tamaulipas por sus fueros, después de seis años de ausencia del estado, obligado por la cinrcunstancia política, porque para nadie es un secreto que Ricardo no es santo de la devoción de quien hoy detenta la titularidad del ejecutivo en Tamaulipas, por sólo unos meses más, afortunadamente.

El periodista tamaulipeco, Azahel Jaramillo, platica así alguna de estas leyendas urbanas sobre Gamundi:

“Una vez Egidio Torre resultó electo Gobernador del Estado se reunió con el Comité Directivo Estatal del PRI. Gamundi era el presidente del partido y la maestra Lupita Flores era la secretaria general.

 

Era el mes de julio de 2010. Tras saludar de mano a todos los dirigentes priistas el Gobernador electo preguntó: –¿Y platíquenme, ustedes son dirigentes del PRI hasta que fecha? Y Gamundi le respondió: “Nosotros fuimos electos en tal fecha…y nuestro periodo al frente el partido concluye en el mes de agosto del 2012”. Ante la respuesta, Torre nada comentó, haciéndose en el lugar de la reunión un pesado silencio que la secretaria general del partido Lupita Flores, rompió.

 

Dijo la maestra Lupita: “Así es, hasta agosto de 2012, o hasta que usted disponga, señor ingeniero”. El Gobernador electo, esbozó una sonrisa tras escuchar las palabras de Lupita Flores. Transcurrieron cinco meses. Torre rindió protesta como Gobernador el primero de enero de 2011.

 

En el primer día hábil del nuevo sexenio, designado ya Secretario General de Gobierno, Morelos Jaime Canseco Gómez, pidió lo comunicaran con el presidente del PRI, Ricardo Gamundi Rosas y lo citó con carácter de urgente en sus oficinas de Palacio de Gobierno.

 

Al llegar el presidente del PRI al despacho, Morelos Canseco lo recibió de inmediato. Fue breve la audiencia. —“Le pido que hoy mismo presente su renuncia a la presidencia del partido, y me entregué el control de la cuenta bancaria del partido”, expresó Morelos Canseco. Unas horas después, Ricardo Gamundi, contaba a sus amigos: “Nombre, cuando me dijo eso, apenas pude contenerme… ¡pero estuve a punto de agarrar a chingazos al chaparrito Morelos¡”.

Hasta aquí la historia. Si hay alguien que en Tamaulipas le entiende muy bien a la talacha política es Ricardo Gamundi. Cuestión de recordar que a la llegada de Eugenio Hernández Flores al poder, otro tamaulipeco que le entiende muy bien a la política, Felipe Garza Narváez, renunció al Comité Estatal del PRI.

Después llegó Luis Enrique Rodríguez Sánchez, “El Pipo”, quien dirigió al Revolucionario Institucional en la elección federal de 2006 y entregó malas cuentas al primer priísta de Tamaulipas, perdiendo su delfín, José Manuel Assad Montelongo, la Senaduría por el estado, así como 5 de los 8 Distritos Federales.

Algo muy similar a lo que le pasó al PRI de Tamaulipas en 2012, cuando perdieron Enrique Peña Nieto la Presidencia de la República, Lupita Flores de Suárez, en el Senado, y 6 diputaciones federales, en la administración priista de Lucino Cervantes Durán de malos recuerdos dirían algunos. Después del Pipo, llegó Gamundi al PRI, y el tricolor se levantó del marasmo en el que se encontraba, logrando los históricos “carros completos”, hasta que en la nueva administración estatal fue invitado a dejar la Presidencia del PRI.

Y bueno, de ahí la mala presidencia de Lucino al frente del PRI y la no muy buena de Ramiro Ramos Salinas quien, por vez primera, entrego al PAN, juntos, Matamoros y Nuevo Laredo, dos importantísimos bastiones del PRI.

Gamundi pues está de vuelta. Faltan pocas horas para saber quién será el candidato del PRI al Gobierno de Tamaulipas, pero como Subsecretario de Elecciones del PRI nacional, Gamundi, aunque algunos no lo quieran, será protagonista del próximo proceso electoral en el estado. Cuestión de esperar. Tiempo al Tiempo.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

Notas relacionadas