Compartir

Tamaulipas tiene puentes, puertos y comercio

Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pocas entidades de México se pueden dar el lujo de disponer de 17 puentes internacionales y tres puertos marítimos de altura, infraestructura que permite despegar a otros niveles de desarrollo económico, social y político.
Si a ello se agregan cinco aeropuertos internacionales, más de tres mil kilómetros de redes carreteras, 18 parques industriales y tecnológicos, nos permite saber que Tamaulipas es un estado de excepción, por donde pasa más del 40 por ciento del comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.
En el sector turístico, Tamaulipas dispone de las mejores playas del Golfo de México que están a la espera de que reciban un mejor trato por las autoridades federales y estatales para que se exploten de forma más racional y con apego a las normas de respeto ecológico.
Son tan hermosas que a Tamaulipas arriban cada año miles de tortugas Lora donde en forma milenaria se anidan y reproducen para subsistir en un mundo que amenaza con la mayoría de las especies animales y vegetales.
Ser un estado fronterizo con esas potencialidades y oportunidades han hecho de nuestra región una zona de despegue de más de 390 industrias Maquiladoras y 25 plantas petroquímicas que distinguen a Tamaulipas como el primer lugar de producción de resinas plásticas.
Además tenemos ríos, lagos, presas, montañas y bosques que envidian en muchas partes del mundo, por ser Tamaulipas una región privilegiada para llevar a cabo actividades cinegéticas de caza, pesca, y de aventura.
La gastronomía es única en Tamaulipas, y se dispone de tradiciones de fiestas y artesanías que deben ser rescatadas e impulsadas para fortalecer nuestras raíces culturales y sociales.
La agricultura y ganadería tamaulipeca ha sido siempre reconocida a nivel nacional e internacional, distinguiendo añude tras entidad como el granero de México y sede de la ganadería cebú del mundo.
La infraestructura de riego con presas bien distribuidas han hecho que Tamaulipas sea amenazada constantemente por nuestros vecinos de Nuevo León para abastecer de agua para la conurbada Monterrey, así la presa El Cuchillo y más recientemente el proyecto de bombeo de agua desde la Cuenca del río Pánuco.
Todas esas potencialidades han sido amenazadas recientemente, por otras acciones antisociales, que también reconocen en Tamaulipas como una región de paso de mercancías ilícitas, tráfico de personas y otras calamidades que son importadas desde otras latitudes que no van con nuestras costumbres, cultura e idiosincracia.
Ser una tierra de progreso y desarrollo, es y será siempre, un privilegio que Tamaulipas debe aprovechar para bien de sus habitantes, que merecen tener un trabajo digno y una forma de vida saludable y libre, con respeto absoluto a nuestra naturaleza y al futuro medio ambiental de nuestros descendientes que quieren disfrutar de una región que tiene todo para ser rica y fecunda para bien del país.
Tener puentes, puertos, agricultura, ganadería, industria, comercio y servicios, no se dan siempre de forma gratuita y a manos llenas, como en Tamaulipas si nos permitimos tener.
Puentes son sinónimo de unión y no separación de regiones y países, por eso disponer de 17 puentes internacionales nos da presencia para que por Tamaulipas presumamos de unir dos países y dos culturas, por más que algunos políticos insistan de levantar muros que separan donde tenemos puentes que unen.
Por ello habrá que recapitalizar las potencialidades y minimizar las amenazas y debilidades de nuestra querida Tamaulipas, que merece tener mejores formas de convivencia humana y poder tener vida nocturna para que los jóvenes crezcan en un ambiente de paz y armonía libre de atavismos y de roces sociales que no son parte de nuestras raíces y nuestros sueños norestenses…

Dejar un Comentario