Compartir
Entre Nos … Todo debe continuar

Entre Nos … Todo debe continuar

Por Carlos Santamaría Ochoa

Entre Nos … Todo debe continuar . No es pretexto el que estemos en plena época electoral: la obra pública, desde nuestro punto de vista, no debe detenerse por ningún motivo, porque, ¿qué culpa tenemos los tamaulipecos de que se lleven a cabo campañas cuando se requiere obra de cualquier tipo?

No nos parece un punto muy idóneo el que la autoridad electoral prohíba que haya programas de gobierno., pensamos en los demagógicos planes federales que pretenden aparentar que dan algo a gente de la tercera edad, madrees solteras y otros grupos marginados socialmente: en campañas ¿no comen estos mexicanos?

Consideremos que en el país existen gobernantes de los tres partidos que tienen fuerza en México, aunque no podemos decir los más fuertes o poderosos, porque la verdad sea dicha, la gente ha hecho de éstos –los partidos- un motivo de burla y de escarnio, semejando la gran corrupción existente en los mismos.

Sin embargo, no se puede decir que hay despensas para programas electoreros. Siempre habrá ese pensamiento cuando se reparte algo, y por lo general, habrá algún vivo, un tramposo que quiera aprovechar la situación.

Es como cuando alguien te dice que hizo una gestión por ti, cuando tú sabes que la misma fue realizada por tu persona y no por los otros.

La cuestión es que somos de la idea de que debe haber obra en todos sentidos y el gobierno no debe parar por ningún pretexto o motivo. En ese sentido nos ha dado gusto ver que hay algunas calles en la capital tamaulipeca que son objeto de una importante rehabilitación, para tratar de aliviar este problema que nos ha aquejado por meses sin que haya habido una adecuada solución.

Y este tipo de acciones tienen que ver con la idea que tiene el gobernador Egidio Torre en el sentido de que deberán seguir con el objetivo del gobierno de Tamaulipas que permita mejorar los niveles de vida.

Cierto, hay muchas otras cosas más, pero es satisfactorio ver que haya algunas acciones positivas. Eso habla bien de la autoridad de cualquier nivel, y, en ese caso, de la del estado que sigue trabajando para nosotros.

Y en el campo de las elecciones y campañas, hemos visto que los dos principales candidatos se han enfocado a abordar el tema que a todos preocupa y ocupa: la inseguridad.

De hecho, los spots de Baltazar Hinojosa tienen que ver con la confianza que pueda sentir la gente para votar por ellos.

El candidato del PRI ha dicho que harán bien las cosas, y que propiciarán con una serie de acciones darnos esa paz que perdimos hace años y que nada ni nadie nos ha otorgado, y ha logrado que nuestros hijos se vayan de casa, que nuestros inversionistas huyan.

En ese sentido, llama la atención el cómo se aprovechan las coyunturas: el candidato del PAN maneja un eslogan donde habla del abandono del campo, pero no especifica que no ha sido por falta de programas de apoyo a la productividad, sino porque la gente tiene miedo de estar en sus parcelas, y porque la inseguridad nos ha robado esa tranquilidad que teníamos en Tamaulipas hace un tiempo añorado y extrañado por todos.

Triste es escuchar a David y Daniela platicar en San Antonio, y decir que “habíamos olvidado vivir”, refiriéndose a la sensación de salir a la calle sin el temor de ser sujetos de un acto de inseguridad: esa sensación es la que causa el abandono de tiendas y negocios, parcelas y ejidos, la que propicia que estemos como estamos.

Es momento que los que quieren ser gobernadores nos digan qué podemos esperar de ellos, pero que tengan la valía para sostenerlo y llevarlo a cabo, porque las declaraciones son muy buenas. Recuérdese que le presidente de México ha dicho que estamos en paz y bien.

Y los que tenemos que salir diario a trabajar, los que salimos por los hijos o al mandado, sabemos que es realmente todo, absolutamente todo lo contrario.

Comentarios: [email protected]

 

Dejar un Comentario