México se siente en casa

México se siente en casa
México se siente en casa

No hay mejor escenario para la selección de México, salvo su propia casa, que jugar la Copa América Centenario en Estados Unidos. Durante la última década la Federación Mexicana de Fútbol ha hecho del territorio estadounidense su suelo preferido para disputar amistosos. Los inmigrantes mexicanos se vuelcan en los diferentes estadios para apoyar a los suyos y ahora sueñan con que el conjunto tricolor gane, por primera vez, el título sudamericano.

La selección mexicana sólo ha participado en nueve ediciones de la Copa América, ya que no pertenece a la Conmebol, sino a la Concacaf. Aunque eso no ha sido un problema porque México es un país invitado desde 1993. En su primer torneo llegaron a la final, pero Argentina, liderada por Gabriel Batistuta, les negó el título. En 2001 tuvieron el mismo resultado contra una Colombia que triunfó como local.

Los dirigidos por el entrenador Juan Carlos Osorio llegan en un gran momento. Andrés Guardado y Héctor Moreno se consagraron campeones de la liga con el PSV Eindhoven, Raúl Jiménez logró el doblete, Liga y Copa, con el Benfica y Javier Chicharito Hernández superó su propia racha de goles, 26, con el Bayer Leverkusen.

En el conjunto mexicano se mezclará la experiencia con la juventud. Rafael Márquez (37 años) será el referente en la zaga defensiva por sexta ocasión en el torneo. Jesús Manuel Tecatito Corona (23), Jürgen Damm (23) e Hirving Lozano(20) serán los velocistas encargados de lucir el juego ofensivo por las laterales, la táctica preferida de Osorio.

El seleccionador nacional no se ha decidido por un portero titular, porque ha enfatizado que cada partido supone una alineación distinta. Sus opciones son Alfredo Talavera, Jesús Corona y Guillermo Ochoa, quien jugó en el último amistoso contra Paraguay. En cuanto a ausencias, Giovani y Jonathan Dos Santos rechazaron ser convocados, Carlos Vela reconoció su mala temporada con la Real Sociedad y Alan Pulido, delantero del Olympiacos, no fue considerado por Osorio debido a los problemas contractuales con su exequipo Tigres.

Los mexicanos parten como favoritos y harán su debut el 5 de junio contra Uruguay y un mermado Luis Suárez en Arizona, cuatro días después jugarán en California contra Jamaica (donde el 80 por ciento de la población latina es de origen mexicano) y cerrarán la fase de grupos contra Venezuela en Houston, Texas.

Notas relacionadas