Agenda Pública ... Se le cae la grande a Beltrones

Por Salvador Leal Luna.

Las derrotas de este pasado cinco de junio que sufrió el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya que de 12 gubernaturas que estuvieron en juego siete las gano el Partido Acción Nacional en México, esto ha ocasionado que tras 10 meses de haber asumido el cargo como líder nacional del tricolor, Manlio Fabio Beltrones renuncia a su partido, queda interina, Carolina Monroy.

Con este descalabro a este señor se le cae la posibilidad de buscar la presidencia de México, porque antes estuvo en la jugada y se bajó del barco para dejar libre el camino a Enrique Peña Nieto, quien junto con su gabinete tienen a su partido al país al borde de la quiebra.

Por lo tanto, esta renuncia de Fabio Batrones, tiene que hacer mella ya en el PRI de Tamaulipas, que en ese sentido no cantan mal las rancheras, porque tanto el CDE del PRI tiene a ese instituto y al pueblo de Tamaulipas, hundido en la inseguridad, en el secuestro y alto índice de los delitos del fuero común y si hay algún parecido con el gobierno federal es pura coincidencia.

Con esta sacudida que les han dado, el PRI debe de cambiar de fondo e inclusive de colores y de nombre, porque no es sano que use los colores de la bandera de México, esto debe ser un delito, solo les faltó que le pusieran el águila y la serpiente al centro, en vez del logo del PRI.

El cambio debe ser profundo y sin contemplaciones, deben haber castigos serios, porque la debacle que sufrieron no es para menos, perdieron gubernaturas, congresos estatales y Ayuntamientos locales, donde Tamaulipas no es la excepción, aquí el Estado de pinto de azul y en ese sentido, no han hecho nada.

Hoy el PRI, perdió lo revolucionario, lo institucional y de partido no queda nada. Se espera que llegue gente nueva y como lo he dicho que se dejen de más de lo mismo, necesitan gente nueve, sí jóvenes, pero no los hijos de estos funcionarios que están incrustados en el poder, sino de personas; es decir de hombres y mujeres que si quieren al partido, quienes les ha tocado recoger las varas de otros, cuando estos truenan los cuetes.

La renuncia de Beltrones al PRI nacional, era lo mejor que pudo hacer, no tenía de otra, pero la barredora debe ser pareja no sólo la cabeza, sino todo el gabinete que integra ese buro político, debido a que tienen culpa de lo que sucedió el pasado cinco de junio en las urnas, por lo tanto, si son congruentes deben de poner la renuncia sobre la mesa.

Aquí en Tamaulipas, deben de hacer lo mismo, no sólo Rafael González Benavides, sino todo su equipo, debe ser una renovación total, desde la raíz, con el fin de que se quiten lo azul de encima, pese a que Benavides ya lo había experimentado cuando fue secretario del Ayuntamiento en Matamoros, con Tomás Yarrington, entrego al PAN la presidencia municipal, se considera más azul que tricolor esta persona que llegara al Congreso del Estado, donde se espera también vote las iniciativas a favor del PAN.

Esta salida del hoy ex líder nacional del PRI, era de esperarse los resultados hablan por sí solos, no hay excusa, fueron barridos al menos en Tamaulipas y en seis Estados más de los 12 donde hubo elecciones, entonces la retirada no fue por la puerta de en frente, sino por la trasera, así como se quedará fuera para el 2018 si era su jugada.

Con esta renuncia, los secretarios del gabinete de Peña Nieto, me refiero a Videgaray y Osorio Chong; es decir el de Hacienda y de Gobernación están más que contentos, les quitaron uno de encina para la grande, queda el Secretario de Educación, Aurelio Nuño, pero también andan entregando el equipo con esos de la CNTE que lo traen más que noqueado.

En fin, veremos qué cambios profundos hacen dentro del PRI, donde repito deben de cambiar de nombre y de colores, porque estos ya lastiman y denigran al pueblo de México.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

Notas relacionadas