Oaxaca se queda sin alimentos por bloqueos de la CNTE

Oaxaca se queda sin alimentos por bloqueos de la CNTE
Oaxaca se queda sin alimentos por bloqueos de la CNTE

Después de casi dos semanas de bloqueos en las carreteras del estado de Oaxaca, no han llegado frutas, verduras, ni abarrotes.

Los mercados, tiendas de autoservicio y tiendas populares están semivacíos.

En los últimos días, el desabasto de productos se ha agudizado, principalmente en municipios del Istmo y en la ciudad de Oaxaca.

Cientos de integrantes y simpatizantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)  mantienen cerradas las carreteras y han impedido la llegada de los transportes de carga que llevan los alimentos.

Los productos deben llegar a la Central de Abastos de la capital de Oaxaca para su distribución,  pero debido a los bloqueos el desabasto de frutas, verduras y productos de la canasta básica cada vez es mayor.

“Realmente no hay donde encontrar, no tenemos quien nos surta y la verdad se está elevando mucho el precio, nuestros clientes se van gracias a todos estos problemas que ha habido”, dijo Diana López, vendedora.

En los puestos de frutas y verduras ya sólo se ofrecen productos marchitos que estuvieron varados durante varios días.

Muchos otros negocios están cerrados porque ya no tienen que vender.

La falta de productos y el encarecimiento de los mismos que ya se resiente en la Central de Abastos ha comenzado a afectar a miles de pequeños comercios que abastecen diferentes zonas del área metropolitana de la ciudad de Oaxaca.

Y es que en la Central de Abasto se surten las tienditas de la esquina y los abarrotes de barrio.

En donde aún hay producto son pocos y eso ha ocasionado que se disparen los precios.

“De hecho no ha habido ningún problema ahorita más que el puerco que se escaseó un poco nada más, le subieron 20 pesos por kilo, creo que lo daban a 45, 50 y pues subió como a 70 más o menos”, dijo Jazmín Belén Muñoz, vendedora de carne.

Uno de los productos que más se ha encarecido es el pollo.

El domingo pasado, que la Policía Federal desalojó el bloqueo en Nochixtlán, los manifestantes incendiaron un tráiler con cientos de pollos que venían del estado de Puebla.

Ahora nadie quiere traerlos a Oaxaca y los que lo hacen lo venden muy caro.

“En lo que va de la semana, del lunes para acá, nos empezaron a surtir, pero en poca cantidad, porque según los señores que nos abastecen, nada más los dejan pasar dos camiones en todo el día, por eso el pollo, aparte de que nos dan poco, nos incrementaron mucho el precio, nos vinieron subiendo casi 20 pesos el kilo”, afirmó Teresa Hernández, vendedora de pollo.

Si en la zona urbana hay complicaciones, en las comunidades indígenas el desabasto es mayor.

De acuerdo con Diconsa, en estos pueblos ya se reporta desabasto de maíz, frijol, arroz, harinas, azúcar y sal, entre otros productos.

“Sí tenemos un problema grave porque no hemos podido llegar a las comunidades, el total de la población que vive en estas tiendas que no hemos podido abastecer son un millón 314 mil habitantes y las tiendas que no hemos podido abastecer a través de nuestros almacenes rurales, son mil 524 tiendas”, indicó Luis Daniel Ojeda, director de Operaciones de Diconsa.

Los bloqueos en la supercarretera 135 impiden que lleguen los alimentos a la capital oaxaqueña y a municipios de los Valles Centrales, pero también a cierres carreteros en las regiones de la Costa, Istmo y Mixteca donde hay gran desabasto de alimentos.

Notas relacionadas