Entre Nos...No hay tales “nativos digitales”

Por Carlos Santamaría Ochoa 

Entre Nos…No hay tales “nativos digitales”.-  Mucho se ha dicho y escrito acerca de la cruza generacional que se ha presentado con la aparición del nuevo mundo digital: los nativos digitales y los aldeanos digitales, fueron términos acuñados hace poco y que separan, según lo escrito, a los que nacieron con estas tecnologías en la mano  -nuestros hijos- y a los que hemos tenido que adaptarnos a estos adelantos tecnológicos.

El estadounidense Marc Prensky quien acuñó el término por vez primera refiriéndose a los muchachos nacidos alrededor de 1990, y que estaban, desde su primer respiro, rodeados de ordenadores, teléfonos móviles, tableta y las herramientas que ho conforman la generación digital. Esos eran los nativos.

Y los inmigrantes somos los otros: los que nos hemos adaptado poco a poco, y hemos tenido que aprender a manejar el entorno digital que vivimos hoy en día. Dice Prensky que los jóvenes cambian mucho su forma de pensar y actuar cuando se desarrollan en un ambiente totalmente digital. Procesan la información de forma distinta, y se cree que tienen otro tipo de estructuras cerebrales y por consiguiente, se adaptan mucho mejor a estas tecnologías.

Cuando acuñó el término de “nativo digital” supuso que éstos –los jóvenes- nacían prácticamente con la tecnología en sus genes, y que entendían perfectamente todo lo referente a ellas. Prueba clara es ver a nuestros hijos o nietos manipular un teléfono móvil con una facilidad pasmosa.

Nos asombramos porque nosotros no lo hacíamos a esa edad, sin embargo no nos percatamos que, cuando nosotros cruzábamos por la educación preescolar o primaria NO HABÍA TECNOLOGIA DIGITAL, es decir, no es que no supiéramos, sino que no había qué aprender en ese sentido.

Y así podemos comparar muchos conocimientos: nosotros no aprendimos a prender el fuego con piedras o leña, sino con cerillos y encendedores o chispazos propiciados por un impulso eléctrico. Todos los adelantos e inventos han sido más fáciles de manejar por los muchachos que por otros, los viejos.

Los expertos piensan que es una falacia el hecho de pensar que solos han aprendido a manejar la herramienta informática, por consiguiente tienen la capacidad de hacer cualquier cosa con el dispositivo que tengan enfrente. Se pensaría que no requieren formación tecnológica, ya que, al nacer con esa tecnología, “saben más que sus padres o abuelos”. Falso de todos los falsos.

Los expertos aseguran que los jóvenes, por nacer en un mundo digitalizado tienen más facilidades para utilizar la tecnología, porque están familiarizados en edades más tempranas que nosotros, sin embargo, desarrollan aptitudes para el manejo de nuevas tecnologías con una gran facilidad.

Prensky piensa que no es suficiente saber manejar los elementos digitales disponibles, sino por el contrario, hay que tener la capacidad de avaluarlas y saber utilizarlas en su justa medida.

Whats App no se creó para decir “buenos días” todas las mañanas, y Facebook no fue desarrollado para saber quien almorzó gorditas en Doña Tota. Hay algo mucho más profundo en ello.

Una prueba palpable es el programa que desarrolló la Secretaría de Salud en Tamaulipas, por el doctor Vicente Joel Hernández Navarro, y que permite que estos desarrollo estén al servicio de la medicina. Igual sucede en otros ámbitos, donde la información y la facilidad de hacerla llegar son la diferencia entre uno y otro uso.

No son para bobadas, dirían otros, aunque son respetables los usos, pero haber esperado tantos años para que se desarrollen estas tecnologías para criticar a alguien, para difamar o inventar noticias, como que no es justo, ni para quien desarrolló esta magnífica tecnología, no para los que la aprovechamos y disfrutamos.

Dicho sea en otras palabras: somos más que un “like” o un “post”: somos los que desarrollamos estos sistemas, y deberíamos ser los que mejor los aprovechemos.

Y los padres tenemos que enseñar a los hijos a utilizar los dispositivos en su justa dimensión, no únicamente rodearlos de ellos.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas