Agenda Pública ... Balta da la cara, pero no convence

Por Salvador Leal Luna

Luego de su derrota, que será histórica en Tamaulipas, como candidato a gobernador por el PRI, Baltazar Hinojosa Ochoa, reaparece luego del cinco de junio y se reúne con sectores de su partido, sus dirigentes y demás priistas en un encuentro donde no convence, pero tampoco da esperanza.

Ahí, en ese lugar que por cierto fue privado y donde prohibió que hubiese celulares en el interior de la reunión, como si hubieran ganado la elección, este personaje quien regresó como legislador federal, no da los motivos o razones por la que perdió él y su partido, no sólo la gubernatura, sino el poder legislativo y la mayoría de las presidencias municipales.

En tanto, el líder estatal del PRI, me refiero al ya diputado plurinominal quien debió haber renunciado a la dirigencia, Rafael González Benavides, dice que se está haciendo un análisis de la derrota política que les propinó, Francisco Javier García Cabeza de Vaca y el Partido Acción Nacional (PAN) en las pasadas elecciones locales.

Dicho análisis al parecer no tiene fin o no le encuentran la hebra, porque pasan los días, y nadie dice nada, pero repito no dicen los motivos o las razones porque perdieron de esa manera, Balta y el PRI en Tamaulipas.

Cabe destacar que la reunión con la estructura interna del partido y los sectores de nuevo fue cuadrada, no espontánea el método es el mismo que usaron toda la campaña política por la cual perdieron, por lo que es necesario que ya cambien o seguiremos viendo el mismo partido, con las mismas gentes y estatutos.

Esta reunión también puede ser para que el ex candidato a gobernador del PRI en Tamaulipas, regrese y desde el poder legislativo federal maneje el PRI estatal, como un premio de consolación no para que sea él líder, o alguien de su grupo, se dice que puede ser Edgar Melmen, también actual diputado federal, llevando como fórmula a Griselda Carrillo, también un ex candidata que perdió la candidatura en el municipio de Altamira.

Creo y sin temor equivocarme que dentro de esos miles de priistas, existen hombres y mujeres que pueden ser mejores líderes, quienes se las partido por el instituto casi toda su vida, pero que nunca han sido tomados en cuenta y esto sin duda lo sabe el propio ex candidato a gobernador, pero las cúpulas partidistas, como el amiguismo y cuatachismo siguen imperando en el interior de ese partido que ven la tempestad y no se hincan.

Por lo pronto, este regreso del Baltazar Hinojosa, no tuvo el impacto que muchos priistas deseaban, sólo estuvieron ahí, porque les convenía. Pero el cambio hacía el interior del buró político debe ser desde raíz, traer gente nueva que no esté maleada y que se comprometan a hacer una oposición real, no más de lo mismo, porque lo que perdieron el pasado cinco de junio como se dice vulgarmente no tiene madre.

Si Baltazar Hinojosa quiere manejar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), como premio, está bien, pero que no imponga al presidente y secretaria general, sino que haga la elección por consulta a la base y así él conozca cuantos priistas son en verdad de corazón y cuántos son arribistas, oportunistas y demás, ya que en está elección del cinco de junio fue el reflejo.

Digo esto, porque nunca se ha conocido el verdadero padrón del PRI en Tamaulipas, es urgente que se conozca y más en una renovación de la dirigencia estatal del instituto, no hay que esperar, sino actuar, por lo que si Baltazar Hinojosa quiere cambiar las cosas, pues que se ya, se están tardando y en esto el tiempo es oro.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

Notas relacionadas