¿Por qué LeBron no acabó en la NFL?

¿Por qué LeBron no acabó en la NFL?
¿Por qué LeBron no acabó en la NFL?

LeBron James es un monstruo físico que podría haberse dedicado a unos cuantos deportes y que, por suerte para la NBA, eligió finalmente el baloncesto. Pero a LeBron le encanta el fútbol americano, y su constitución le habría convertido, a priori, también en un buen jugador de NFL, donde no es raro que desemboquen jugadores que comenzaron su trayecto universitario en el baloncesto. Para muchos expertos LeBron podría haber sido un excelente receptor, y él mismo ha asegurado que antes de retirarse le gustaría jugar al menos un partido en la NFL. Es fan de los Cowboys (el equipo con más seguidores en EE UU) y no de los Browns de Cleveland, pero sí es fiel a la Universidad de Ohio State.
El entrenador de Ohio State ahora es Urban Meyer, que en torno a 1998 era preparador de receptores en Notre Dame, lo que le llevó al instituto St. Vincent – St. Mary de Akron para ver a un jugador enorme que estaba dando que hablar por su potencia física y su competitividad. Solo tuvo que ver unos vídeos para tener claro que LeBron tenía que ser receptor en su Universidad, así que concertó una cita con el jugador. El problema es que para entonces LeBron ya daba más importancia al baloncesto, que ya era el único deporte que practicaba en su último año de instituto. El entrenador local, cuando escuchó los planes de Meyer, le advirtió de que llegaba tarde: “¿No sabes quién es, verdad? No tienes nada que hacer, va a ser el nuevo Michael Jordan”.

Después del regreso de LeBron a Cleveland, la relación con Meyer ha profundizado ya que no es raro ver al jugador en los partidos importantes de Ohio State. El técnico no lamenta no haberle tenido a sus órdenes porque disfruta de él como aficionado al baloncesto: “Es un competidor salvaje. Hay otros enormes atletas por ahí, tipos a los que Dios les da talento pero que no tienen el carácter necesario, eso que sí tiene LeBron. Es un líder… pero yo soy un seguidor a ultranza de él, así que no soy objetivo”. Eso sí, no cree que podría haber sido el mejor jugador al que no llegó a entrenar: “Si hubiera elegido el fútbol americano me lo habría llevado conmigo, seguro”.

Notas relacionadas