Los teléfonos móviles no provocan cáncer

Los teléfonos móviles no provocan cáncer
Los teléfonos móviles no provocan cáncer

Siempre hemos sido advertidos en algún momento u otro de que el uso prolongado a diario de nuestro dispositivo nos podía causar cáncer cerebral a lo largo de los años. En consecuencia, la Universidad de Sídney, se ha puesto manos a la obra con un nuevo estudio para demostrarlo.

El estudio cuenta con 34000 hombres y mujeres diagnosticadas con cáncer cerebral entre 1982 y 2013, y las cifras de uso nacional de los móviles entre 1987 y 2012. Juntos, se ha podido llegar a una conclusión.

¿La incidencia de cáncer cerebral ha aumentado en Australia desde la introducción de los teléfonos móviles hace 29 años?

Esta es la tesis del estudio que ha llegado a la conclusión de que no, los móviles no son un agente cancerígeno, o al menos no lo son aquellos teléfonos del período 1987 y 2013 en Australia. El estudio, después de su respectiva investigación, ha concluido los siguientes resultados:

  • El cáncer cerebral entre 1982 y 2013 no ha incrementado excepto en las personas de entre 70 y 84 años. Aún así, en este último grupo,el aumento del cáncer comenzó en 1982, mucho antes de la introducción y establecimiento de los teléfonos móviles.
  • Este incremento se debe a los avances tecnológicos y médicos de la detección de cáncer cerebral, es decir, siempre ha habido los mismos pero ahora podemos detectarlos.

Y citando textualmente, finaliza con la conclusión de que:

Este aumento del uso del móvil, además, lo establecen desde el 10% en 1993 hasta más del 90% hoy en día. Aún así, tal y como leemos en Medical Daily, se ha hecho otro estudio que ha determinado que el uso de los teléfonos móvil incrementa las probabilidades de cáncer cerebral si este supera las 15 horas al mes.

Sea como sea, el uso excesivo de nuestros Smartphone no nos aporta ningún beneficio de cualquier tipo, aunque hoy en día no podamos determinar aún las consecuencias exactas de esta mala práctica. Puedes consultar el estudio completo en la web “The International Journal of Cancer Epidemiology, Detection and Prevention”.

Notas relacionadas