Carecen verificadores de Coepris de confiabilidad

Eleuterio Pavón del Ángel, ex regidor Panista de la Comisión de salud en el Cabildo de Victoria
Eleuterio Pavón del Ángel, ex regidor Panista de la Comisión de salud en el Cabildo de Victoria

Por Rafael Lazo Rodríguez/ Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Cerrar los ojos a la venta de cigarros sueltos en tiendas de abarrotes, sitios públicos como la Central Camionera, y en cualquier otro lugar, así como la venta de comida en mal estado y otros efectos, es mejor que realizar un trabajo serio de verificación. Eleuterio Pavón del Ángel, ex regidor Panista de la Comisión de salud en el Cabildo de Victoria, aseguró que es una vergüenza observar declaraciones falsas de los titulares cuando la situación en las calles y otros lugares se encuentra en completo abandono. “Creo que desde hace algunos años los funcionarios de la Coepris, se tiraron a la hamaca, es decir, valiéndose que era el PRI la fuera número uno, era mejor hacer algún negocio que aplicar una sanción y así siguieron, pero hoy creo que es justo que se revise desde el nivel federal que la situación está tirada y sin dirección al estar como Comisionado quien es solo un compromiso del que está a punto de dejar la gubernatura y de ahí los  de abajo están más preocupados quien será el siguiente jefe que el de hacer su trabajo”, indicó

Reveló el ex regidor panista que mientras  no se corrija el trabajo de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios, y se observen otros intereses, la situación emporara al dejar que verificadores en el estado se hagan de la vista gorda en diversos giros que son de suma peligrosidad por lo que ofertan.

“Creo que no hay mucho que decir al respecto porque todos sabemos que falta aplicación, pero es necesario que se les supervise más a estas personas, en virtud que existen muchos aspectos negativos en lo que se refiere a la salud y, si se les deja que ellos decidan todo, será un problema mayor”, comentó Pavón del Ángel.

Expresó que tan solo en esta capital, se observan como los taqueros, loncheros, y otros vendedores ambulantes, ofertan sus productos con una  calidad de higiene muy pobre  y no son llamados a cuentas, lo que deja en el aire una serie de dudas que prenden desde sus superiores al no corregirlos

“Sabemos que existe un numero bajo de verificadores para regular todo el estado, pero en ese sentido, se tenderá que redoblar los puntos de mayor preocupación para incentivar a los dueños de negocios  a mejorar en ese orden, y en otros que además solo al entrar se percibe un ambiente poco saludable pero si el verificador tiende a tener otros intereses, es ahí donde se daña la imagen de los encargados de corregir el problema”, comentó.

Pavón del Ángel puntualizó que ojala que en esta nueva administración, la Coepris logre corregir algunos puntos nocivos que arrastran los verificadores, para equilibrar los diversos negocios que al amparo de la dadiva  olvidados ese sector.

Notas relacionadas