Compartir
Entre Nos…Maquillaje urbano

Entre Nos…Maquillaje urbano

Por Carlos Santamaría Ochoa 

Entre Nos…Maquillaje urbano.- Hemos sido críticos en algunas ocasiones con la labor de la autoridad en sus tres niveles; en otras, confesamos que nos hemos quedado cortos o nos cegamos ante la realidad que vivimos y que de repente no se quiere ver tal y como es.

Sin embargo, hay que entender que los ciudadanos de cualquier parte no somos tan irreflexivos en la mayoría de los mismos, que no podamos ver lo que sucede en ciertos rubros, como el de la mejora de la vialidad, que será, sin duda alguna, una asignatura que Oscar Almaraz, cuando tome protesta como alcalde, tendrá que enfrentar con energía y tendrá que buscar una buena negociación tanto con el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, como con algunos funcionarios de la Federación, esa que encabeza el presidente cuyos niveles de popularidad en el país han sido los más bajos en los últimos años –más de cien-, y que seguramente podrían otorgarnos algunos apoyos adicionales.

Recordamos con agrado que nuestro buen amigo Ramón Durón Ruiz (+)encontró apoyos de Petróleos Mexicanos en su tiempo para poder pavimentar un poco más de lo que tenía asignado por presupuesto municipal., y también lograba con el gobernador partidas especiales, vendiendo bien la idea de que Victoria estaba urgida de obra de este tipo.

Hoy, Victoria está prácticamente deshecha por muchos factores, y algunos no son precisamente los mejores comentarios que autoridad alguna pudiera haber recibido, sin embargo, sean cuales sean, los resultados reales son latentes: Victoria necesita un programa emergente y urgente de bacheo, cuyas características deben cambiar drásticamente.

El ingeniero Américo Villarreal Guerra (+)tuvo en mente la pavimentación con un material que contenía desecho de llantas viejas, es decir, llantas destazadas e incorporadas a la carpeta, cuyo resultado, decía, parecía ser muy bueno.

Hay muchas ideas yk entendemos que habrá que voltear a ver lo que hacen los que pavimentan conéxito y no se les levanta el mugrero a las semanas o días de haberlo instalado.

Pasamos la línea fronteriza con Estados Unidos y vemos que allá si dura el pavimento. Almaráz deberá preguntar a los alcaldes del Valle de Texas qué hacen para que les dure el trabajo de pavimentar, y entre las soluciones, la más normal es que contratan a gente que hace su trabajo en forma profesional y en serio, sin dar comisiones ni robarse el dinero del presupuesto.

Urge, en serio, un buen plan en vialidades que tienen una gran demanda vehicular. La colonia La Presita es una clara muestra: luce orgullosa los nombres de sus calles de líderes campesinos priístas, cuyo único mérito fue ser dirigentes de la CNC y hacerse ricos, porque no han dado una a la fecha. Pero las calles… desastrosas, y algunas que se han arreglado con concreto hidráulico ahí están, por los meses y años y siguen en muy buen estado.

Eso es lo que necesita Almaráz analizar, y entender que el juicio popular sabrá recompensar o castigar el esfuerzo que en materia de vialidad y pavimentación se lleve a cabo, y que ha sido la demanda sentida de la mayoría de la población.

Deben dejar de pintar las rayas amarillas y blancas de la zona centro y dejar el primer cuadro como espejo nuevo: eso no beneficia a nadie, y la verdad, cuando la mayoría de las rúas está en malas condiciones, cuando los baches son cosa de todos los días, sale sobrando pintar cordones.

En todo caso, pinten los baches que están prácticamente ocultos en las calles, y ayuden a que no dejemos la integridad de los vehículos ahí, porque ese es un tema que nunca ha sido abordado por la autoridad.

Necesitamos resultados, y Oscar Almaráz está obligado a entregarlos a una ciudadanía que, en forma dividida se inclinó por su propuesta, y deberá demostrar con hechos el por qué ha sido tomada esa decisión…

… Y dar la razón a sus simpatizantes y callar la boca de sus detractores.

O de otra forma, nada tendrá que ofrecernos, ni justificar su gestión.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario