Desempleo y desigualdad entre universitarios de México y Tamaulipas

 
Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía 
En la actualidad, el desempleo afecta a 40 por ciento de los egresados universitarios en nuestro país, su incorporación al mercado laboral, es una de las prioridades más importantes para los gobiernos, empresarios, sociedad civil y universidades.
El Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) Enrique Etienne Pérez del Río ha expresado que este es uno de los mayores retos. Para el Rector e70% de egresados de la UAT consiguen empleo, cifra que se contrapone con las estadísticas de la ANUIES y ENOE que a continuación se presentan.
Este dato duro sobre el desempleo en el 40% de los egresados universitarios, lo reconoce la propia  Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior (ANUIES), que integra a las 180 instituciones más importantes del país, entre ellas a la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).
Cada año, más de 450 mil jóvenes concluyen su educación superior y obtienen un título universitario; sin embargo, existen puestos de trabajo limitados para una gran cantidad de jóvenes.
De acuerdo al portal CNN Expansión (2015), si la economía no aumenta su nivel de crecimiento en esta década, 305.000 egresados de universidades de todo el país se enfrentarán a la desocupación. Para el 2020, la cifra de afectados podría superar los tres millones.

De los casi 2 millones de desempleados que existen en México al mes de junio del 2016, casi la mitad, 953 mil, tienen un grado de educación media superior y superior, según los datos del INEGI.

Es decir, el 42.5 por ciento de los mexicanos desempleados estudiaron nivel medio superior o una licenciatura, son profesionistas, pero no encuentran un trabajo en la estructura económica del país. Se trata del porcentaje más alto desde 2005, periodo en el que esta tasa aumentó en 10.2 por ciento.

El 33.8 por ciento de los 51.5 millones de ocupados en el país tiene un grado de educación media superior y superior, pero observamos que el porcentaje de profesionistas desempleados es muy superior.

Esto es un reflejo del pobre crecimiento menor al 3 por ciento anual de la economía (PIB), en los últimos tres años, y de un acelerado proceso de precarización del trabajo, al grado que ni los profesionistas con licenciaturas, maestrías y doctorados encuentran un sitio en el sistema productivo del país.

En el caso de Tamaulipas, en el año 2014, el entonces Delegado de la SEP, Juan Leonardo Sánchez Cuellar, indicó que de los 110 mil universitarios que existen en el Estado, sólo el 30% consiguen empleo acorde a la carrera que cursaron. “Tenemos la esperanza que empiece a subir, que más especialistas estén en su campo, y yo creo que las oportunidades que se ven se van a ampliar en cuanto al número de empleos. Esto ayudará y qué bueno que México se prepare para formar cuadros técnicos” (Conexión Total, 28/06/2014).

El otro 70% de los jóvenes con un título universitario recurren a buscar trabajo en el comercio formal e informal, o bien, abandonan su vida productiva para dedicarse de forma exclusiva a la familia. En Tamaulipas el 46% de los programas de licenciatura corresponden a ciencias sociales, como administración, docencia, derecho, artes y humanidades.

Siguiendo con el estudio de caso de Tamaulipas, de acuerdo a las recientes cifras del trimestre abril a junio de este año del INEGI, publicadas esta semana; en los primeros seis meses del 2016 se ha registrado un incremento de tres puntos porcentuales en desocupación entre jóvenes de 15 a 24 años de edad, luego de comparar la estadística del primer trimestre del año con el segundo (Fuente de información: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI. Datos abril junio 2016, publicación Sep. 2016).

(…) De enero a marzo del año en curso se detectó a 79 mil 468 personas mayores de 15 años sin un empleo, de los cuales, 25 mil 366 corresponden al rango de edad de 15 a 24 años, lo que equivale a 31.94 por ciento.

De abril a junio de este año las personas desocupadas fueron 74 mil 468 en todo el Tamaulipas, un poco menos que el trimestre anterior; sin embargo, del rango 15 a 24 años de edad la desocupación fue de 25 mil 506 tamaulipecos, lo que arrojó un 34.25 por ciento, que es tres puntos porcentuales más que el periodo anterior. Todo esto significa que en los primeros seis meses del año hay más jóvenes que han tenido problemas para encontrar un empleo.

En más drástica la problemática de desocupación en las mujeres (desigualdad de género) de entre 15 a 24 años, si es que se compara los dos primeros trimestres del año en curso. Por ejemplo, de las 25 mil 366 personas de 15 a 24 años que de enero a marzo de este año estuvieron desocupadas, 15 mil 364 fueron hombres y 10 mil 012 mujeres, lo que para el siguiente trimestre representó un incremento en el caso de las féminas, ya que 14 mil 937 se desocuparon, mientras que en los hombres el índice bajó con 10 mil 569.

Tamaulipas ocupa el 8o lugar entre las entidades federativas que más altas tasas de desocupación tuvieron durante los meses de abril a junio de 2016, lista que encabeza Tabasco con 7.1 por ciento, Estado de México 5.4 por ciento, CDMX y Sonora 5.1 por ciento cada una, Durango 5 por ciento, Coahuila de Zaragoza 4.8 por ciento, Querétaro 4.7 por ciento, Tamaulipas 4.6 por ciento, Colima 4.3 por ciento, Baja California Sur y Nuevo León 4.2 por ciento individualmente y, Aguascalientes y Nayarit con 4.1 por ciento”, de acuerdo a la publicación del INEGI.

En Tamaulipas existe un millón 549 mil 043 personas que en este momento se encuentran ocupadas, de acuerdo al reporte correspondiente al segundo trimestre del 2016, contra 74 mil 468 que están desocupadas (…) Fin de cita ENOE/INEGI. Septiembre 2016.

Si se busca disminuir la pobreza, desempleo, desigualdad social y educativa en México, es urgente atender esta problemática que de acuerdo a cifras oficiales nos muestran el rezago que se arrastra entre la Juventud estudiosa, habrá que recordar que la fragilidad que se muestra en cualquier comunidad colectiva en el Siglo XXI, se refleja principalmente en el estrato de sociedad entre los 14 a 24 años. En este segmento se encuentra el llamado @bono demográfico@, pero también se señala en este grupo el @bono de la violencia&, ya que de aquí se reclutan las filas de elementos que alimentan grupos antisociales del crimen organizado.
No atender esta realidad, es no atender el futuro de México y Tamaulipas, y con ello avanzar en la lucha contra la desigualdad social, el acceso a una educación de calidad, pero sobre todo, acceso a una oportunidad de empleo o autoempleo de cara al codesarrollo que demanda el país y sus comunidades…

Notas relacionadas