Luego de 15 años inicia proceso de reglamentación de la Cuenca de Río Bravo

Héctor Loya Ramírez, Presidente de la Asociación Tamaulipeca de Usuarios de Riego (ATUR) (F. AVILA)
Héctor Loya Ramírez, Presidente de la Asociación Tamaulipeca de Usuarios de Riego (ATUR) (F. AVILA)

José Luis Avila / Reportero

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  Tamaulipas gana el primer enfrentamiento entre algunas entidades y la federación para lograr la distribución equitativa del recurso agua, pues luego de 15 años se inicia el proceso de reglamentación de la Cuenca de Río Bravo, donde el objetivo es obtener de manera justa el reparto del vital líquido para bien de los agricultores del norte de la entidad.

Y  fue una propuesta efectuada por las autoridades del estado de Tamaulipas desde el 2001, sin embargo en este acuerdo también participan los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León  con la federación, de tal manera que se dieron las primeras reuniones en forma, y se presentó el primer borrador, donde el estado seguramente tendrá aportaciones importantes, según mencionó Héctor Loya Ramírez.

El presidente de la Asociación Tamaulipeca de Usuarios de Riego (ATUR) dijo que sin embargo de momento se contempla un borrador todavía “muy enclenque o débil”,  y en base a ello aún se le puede aportar muchas cosas, “esto es importante y un tema de primer orden, porque siempre se ha considerado desde 2001 que es la única vía para poder tratar de que se haga una distribución justa del recurso de Río Bravo”.

“Por el momento ya se inició apenas el procedimiento y esto todavía lleva tiempo, pero bueno en 15 años no lo habíamos iniciado, lo que se debe dar cierta satisfacción entendiendo que es apenas el inicio, pero ya encarrilados en el proceso de reglamentación para una distribución equitativa del agua”, mencionó.

Como ya se tiene conocimiento, dijo, que en su momento ellos como regantes de los distritos de riego 025 bajo Río Bravo y del 026 Bajo Río San Juan, de la zona fronteriza de Tamaulipas, le habían exigido sobre todo a la Gerencia del Organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), una asignación equitativa en la distribución del agua para estas zonas agrícolas.

Y más aún porque se ha estado corriendo el riesgo de perder la producción por más de 280 mil hectáreas de sorgo y maíz que se establecen en estos distritos 025 Bajo Río Bravo y 026 Bajo Río San Juan, al no contar con la humedad necesaria para para realizar las siembras del próximo ciclo agrícola.

Notas relacionadas