Entre Nos ... Más datos de Cáncer

Por Carlos Santamaría Ochoa

 

La disculpa a nuestros lectores por insistir en el tema, pero el Cáncer resulta una enfermedad que hay que atajar a la brevedad posible: es un padecimiento que hace sufrir mucho a los pacientes, a sus familiares; se acaba el recurso económico y emocional de éstos e incluye una importante y gran suma de dinero de las autoridades sanitarias para tratar de evitar lo que, muchas veces, es irremediable, por la forma y estado en que se aborda el problema.

Es importante saber que este tipo de enfermedades relacionadas con el cáncer y que también se les conoce como neoplasia o tumor maligno forma parte del grupo de enfermedades de larga duración, provocando cerca de ocho millones de muertes al año, lo que le hace ser la principal causa de muerte en el orbe.

No hace distinción de raza, edad, sexo, nacionalidad o clase social, y la Organización Mundial de la Salud identifica que a nivel mundial, en el año 2015 los tumores malignos, de pulmón, próstata, colorrectal, estómago e hígado son los más comunes entre los varones, mientras que en las mujeres son los de mama, colorrectal, pulmón, cuello de útero y estómago.

Éste –el cáncer- inicia como una alteración celular que propicia aumento de células en forma descontrolada en el organismo, y hay que destacar que cualquier parte del cuerpo es susceptible de ser afectada, habiendo más de cien tipos de esta enfermedad.

No hay a la fecha una causa común que permita establecer el origen de su aparición, sin embargo, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer clasifica los agentes cancerígenos en tres grandes grupos:

Cancerígenos físicos: radiaciones ionizantes y ultravioleta.

Cancerígenos químicos: tabaco, alcohol, asbestos, arsénico, alfatoxinas.

Cancerígenos biológicos: infecciones causadas por ciertos virus, bacterias o parásitos.

En base a éstos se desarrolla la enfermedad, sin embargo, es necesario insistir en que, si se detecta en forma inicial, temprana, puede salvarse la persona que presente el caso, y hay muchísimas posibilidades de salvar su vida. El hecho de dejar para mañana un probable diagnóstico o examen puede ser la diferencia entre vivir y no hacerlo, entre padecer un tratamiento doloroso y costosísimo, que acaba con la gente en muchos aspectos, o en estar sano y no tener que invertir esas grandes sumas de dinero, afectos y más en un tratamiento del Cáncer.

,es importante recordar que el 4 de febrero, a iniciativa de la Unión Internacional para el Control del Cáncer, se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer, propiciando una campaña en todo el mundo para prevenir esta enfermedad, y en el caso que nos ocupa, octubre está dedicado al cáncer en la mujer, que también, si se ataja a tiempo, puede resultar curable.

¿Y cual es la idea?

Propiciar revisiones en nuestras mujeres que, desde que inician su vida sexual pueden ser proclives a algunos tipos de cáncer, y llevar a revisión a todos los miembros de la familia, de forma preventiva, con tal de que sepamos que se encuentran libres de este problema tan grande de salud.

También es importante señalar que los tratamientos contra el cáncer en la infancia y la adolescencia tienden a ser exitosos, y que los niños más pequeños generalmente tienen mejores expectativas de sobrevivencia a esta enfermedad, pensando los investigadores que puede deberse al oportuno diagnóstico y tratamiento.

Para la OMS, la incidencia de cáncer aumenta con la edad, por lo que el envejecimiento se considera un factor fundamental en su aparición y desarrollo, porque implica una exposición acumulada a factores de riesgo para determinados tipos de cáncer, además, los mecanismos de reparación celular que impiden el crecimiento anormal de células pierden su eficacia conforme pasan los años.

No dejemos para mañana, este día propiciemos una revisión completa para evitar problemas más adelante. Necesitamos un estado más sano y depende de nosotros más que de nadie.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas