Cuando la burocracia no cree en ti, hay que buscar nuevos caminos

La burocracia y los intereses personales de los grupos empresariales se encargaron de colocar una serie de obstáculos a Ernesto de Lucas
La burocracia y los intereses personales de los grupos empresariales se encargaron de colocar una serie de obstáculos a Ernesto de Lucas

Redacción / La Luz de Tamaulipas

El abogado con maestría en Leyes, Ernesto De Lucas Hopkins había avanzado a pasos agigantados y a pesar de no contar con mucha experiencia, las ganas y el carisma le valió para ser nombrado Coordinador de Seguridad Pública de Sonora en el 2004 por el Gobernador Eduardo Bourns.

Se convirtió en el funcionario más querido para la Gobernadora de Arizona, Janet Napolitano quien actualmente es Secretaria de Seguridad Interior de la Administración del Presidente de los Estados UnidosBarak Obama.

Tanto es el carisma de Ernesto De Lucas, que en el 2009 el Tribunal Electoral emitió autorizando que en la boleta apareciera el apodo del político sonorense que es “El Pato”, continuando con sus éxitos al ser recibido en el 2010 por Napolitano en Washington D.C. gracias a la intercesión de Emilio Chuayffet y Luis Videgaray.

Realizó un trabajo extraordinario durante la contienda presidencial; en ese entonces, Ernesto De Lucas se hizo cargo de la campaña nacional de forma permanente trabajando por todo el país destacando que durante los meses de entrega-recepción se responsabilizó de la oficina de juventud y deporte muy de cerca de Luis Videgaray.

Se buen desempeño lo llevó a ser designado Director de ProMéxico, sin embargo, la guerra sucia en su contra lo hicieron tomar una decisión importante dejando libre el cargo para volver a Sonora a trabajar desde ahí en pro del territorio mexicano.

La burocracia y los intereses personales de los grupos empresariales se encargaron de colocar una serie de obstáculos a Ernesto de Lucas quien en su afán por atraer inversiones extranjeras directas a México adelantó algunos detalles que molestaron a una de las empresas.

Siempre hay piedras en el camino y más cuando las colocan a propósito… para Ernesto de Lucas, este fue un capítulo donde trataron de frenar su carrera política, sin embargo, la decisión más inteligente para él, fue dejar libre el cargo en ProMéxico y buscar posteriormente, ser productivo al país desempeñando otro tipo de funciones.

Notas relacionadas