Hipódromo Político ... En Estados Unidos el mexicano discrimina al mexicano

Por Carlos G. Cortés García

A veces es difícil entender que un mexicano discrimine a otro mexicano. Y mientras no entendamos que debemos jalar todos y como uno sólo difícilmente el país va a avanzar en temas torales. Mientras pensemos y sintamos que hay mexicanos de primera, de segunda y de tercera, o que algunos se merecen ser tratados diferentes, como Dioses, y otros que se jodan, el problema va a subsistir y se va a profundizar más.

Ahora el porqué de esta sentencia. Cuando planeaba mi viaje a Washington pensé hacer un alto obligado en la embajada de México en la capital de los Estados Unidos, ubicada en la Avenida Pensilvania, en el corazón de la ciudad. Sin embargo, al tratar de hacer el enlace telefónico nunca se pudo lograr y la contestadora señalaba que estaban teniendo problemas con sus equipos de teléfono.

Así pues, el lunes 7 de noviembre llegue directamente a la embajada, me identifiqué y solicité la entrevista con el embajador Carlos Manuel Sada. A los pocos minutos bajó una señorita de nombre Beatriz Tamayo, muy solícita y amable, quien me dijo que nadie, ningún funcionario, podría darme, por lo pronto, dicha entrevista.

Del embajador me pareció razonable, agenda muy complicada, derivada del encargo, pero hay muchos funcionarios más de la embajada que podrían ofrecerme información. Pues finalmente nada. Y menos nadie. Al día siguiente volvía llamar y muy amable, eso sí, de eso no me puedo quejar, me dijo la misma Beatriz Tamayo que estaba difícil. El miércoles el argumento fue que estaba Muy Difícil y el jueves por la mañana me dijo, “lo siento, es prácticamente imposible que lo reciba el Embajador”.

Quiero decirle que el martes, cuando ya veía las cosas muy complejas para lograr la entrevista, envié un twitter a la canciller Claudia Ruiz Massieu y al propio embajador, solicitando dicho encuentro, de quienes no obtuve ninguna respuesta.

El tema es que ahora me explico lo que siente un mexicano que es despreciado, discriminado, por alguien que vive además de nuestros impuestos. De lo que no puedo asegurar y me queda la duda, es si esta señorita, Beatriz Tamayo, guardó la solicitud en su cajón y de ahí nunca pasó a la oficina del embajador. Lo que si me queda claro es que esta funcionaria siente que nuestro trabajo vale menos que el de otros compañeros de otras empresas.

Pero me queda clara la consigna del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, de que los funcionarios públicos deben servir al ciudadano, se deben a ellos y por ellos cobran y viven junto con sus familias. También entiendo el glamoroso mundo de la diplomacia, pero lo que no entiendo es que mientras en lo personal se me negó la entrevista, si se la concedían a otros medios.

Por cierto, vía twitter, desde la Embajada de México en Washington, se anunciaba que el pasado martes “El Embajador @CarlosMSada encabeza en Washington el seguimiento del proceso electoral en EU desde el cuarto de guerra @EmbamexEUA pic.twitter.com/xFj7uDBlv2”.

¿Cuarto de Guerra? Ah caray. Bueno. Ahí les dejo el comentario y el nombre del salón donde acuerdan los funcionarios de la embajada, sólo como cultura general y para que Ustedes lo conozcan.

El caso es que si el Servicio Exterior Mexicano no replantea su necesidad de tratar con dignidad a los mexicanos, de dejar de lado la arrogancia de la diplomacia y cumplen con su trabajo, por más esfuerzos que se hagan las cosas no van a caminar.

Tengo varios amigos en el Servicio Exterior Mexicano a quienes sigo en redes sociales, por ciertos varios de ellos cónsules en la Unión Americana, y los veo trabajando a una velocidad impresionante, lo que no veo en la agenda del embajador Sada. Y dicho con todo respeto, a lo mejor no le informaron de su oficina de prensa, pero yo le solicité la entrevista a él y a la canciller Claudia Ruiz Massieu vía twitter y no pasó nada.

Ojalá este no sea el mismo trato que en la embajada de México dan a los connacionales que llegan con emergencias y situaciones delicadas, porque si esto es así francamente estamos mal.

  1. 1. ¿Cómo está eso de que la sobrina que no es sobrina de la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, golpeó a la empleada de la COMAPA? ¿Cómo está eso de que después de que la golpeada interpuso una demanda contra la golpeadora el organismo emite un boletín en donde no hay castigo o sanción alguno a la agresora? Muchos esperaban que mínimo, se le hubiera separado del cargo a Erika Peña Lucero, mientras se llevaba a cabo una investigación sobre la agresión a la empleada Alejandra María Contreras Paredes. La explicación de que Peña no es pariente del esposo de la alcaldesa choca contra las acciones tomadas para poner orden en casa.

  1. 2. Sólo se nos adelantó en el viaje final el buen periodista pero mejor amigo, Miguel Ángel Pérez López con quien la vida me permitió compartir 5 años de fructífero trabajo periodístico en el Canal 10 de Ciudad Victoria. Miguel es un hombre bueno, generoso con sus amigos, amante de su familia. Y digo es porque alguien muera no cuando se va, sino cuando se le olvida, y a Miguel difícilmente le ocurrirá. Hasta donde estés Miguel, un abrazo generoso. Descanse en Paz.

  1. 3. Feliz día del Cartero.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Notas relacionadas