Entre Nos ... En pro de la investigación

Por Carlos Santamaría Ochoa

Cuando Dafne comentó sobre el evento del pasado 26 de noviembre en el Gimnasio Multidisciplinario del CEINA –Centro de Enseñanza de Idiomas- de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, pensamos que era una de esas “ocurrencias” a las que estamos acostumbrados los padres de familia.

Tenía una razón, que, entendemos, vale la pena analizar.

El evento tuvo por nombre 1st. CEINA’s Science Fair,  algo así como “Feria de las ciencias”, y aunque la idea no pudiera haberse cristalizado en plenitud, entendemos que ha sido un magnífico inicio de una nueva generación.

Explicamos: los chicos tuvieron que realizar trípticos de tipo científico sobre alguna investigación determinada; la idea era no calificar las investigaciones como tales, es decir, no la profundidad de la misma, sino el construir un cartel científico como marcan los libros, con su título, abstract, introducción, materiales, procedimiento y métodos, resultado y conclusión, es decir, todos los elementos necesarios para probar algo con una base científica.

Tenían que poner todo en inglés, y agregar ilustraciones; además, deberían explicarlo en ese idioma ante un jurado que, al parecer se fue con la calificación de los experimentos y no del dominio del lenguaje inglés.

Los muchachos tuvieron una destacadísima participación: más de 88 trípticos, aunque es justo señalar que nos falta mucho para entender las indicaciones: algunos los hicieron más grandes, más pequeños, más anchos y de todo tamaño, cuando había un tamaño establecido para todos. No respetaron tamaños ni formas, y algunos abusaron de recursos visuales, como caritas sonrientes, diamantina y esas cosas que se emplean en kínder y primaria, y a veces en secundaria.

Pero la idea es magnífica: les están enseñando lo que es una feria de ciencias y qué se debe hacer para participar. Es el principio de la investigación que no se enseña hoy en las primarias, ni secundarias y menos en preparatorias.

Los muchachos llegan a la Universidad sin conocimiento investigador: no tienen rutinas establecidas para obtener información y sacar adelante un trabajo de esta naturaleza. esa es la importancia del trabajo del CEINA, porque está sustituyendo la educación que debiera estar en el plan de estudios básico al menos.

Nuestros chicos no leen libros ni artículos de investigación: solo leen “posts” y comentarios del “Face”, y les falta esa orientación para que tengan conocimientos suficientes para enfrentar a un mundo cada vez más competitivo.

El siguiente paso es exigir que todos tengan los requisitos cumplidos al pie de la letra, y que se pueda contar con una nueva generación de estudiantes capaces de llevar a cabo este tipo de procesos investigativos.

Un excelente proyecto que, esperamos, tenga más proyección y difusión. Una escuela de inglés pone el ejemplo a todo un sistema educativo. Y lo anterior, en base a que no tenemos esos conocimientos en ningún plan, o al menos, los muchachos no los practican.

Hemos de apostar por una nueva generación preparada, capaz de enfrentar retos de altura, con conocimientos necesarios para indagar, probar, proyectar y plantear, que tenga la capacidad de ser trascendentes en este mundo.

Y ese ejemplo lo está inculcando el CEINA de nuestra Universidad, en Ciudad Victoria, donde tuvo una concurrencia muy importante de personas, aunque no de funcionarios que pudieron darse cuenta de lo que se es capaz de hacer cuando hay una buena idea, una buena ejecución, y un excelente resultado.

Esperamos, sinceramente, que este tipo de acciones sean botón de muestra para lo que venga, y que, inclusive, en las Unidades académicas tomen el ejemplo, porque en ocasiones los eventos científicos dejan mucho que desear por parte de quienes tienen a su cargo la formación profesional.

Es necesario ser exigentes, propositivos, y el CEINA lo está siendo, y eso, sinceramente, hay que aplaudirlo y mucho.

Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Notas relacionadas